Responsabilidad Social Empresarial

    La Responsabilidad Social de la Empresa (RSE) o Responsabilidad Social Corporativa (RSC) es un concepto que en los últimos años se ha ido incorporando progresivamente en el ámbito empresarial. Pero ¿qué se entiende por Responsabilidad Social de la Empresa? La Comisión Europea la definió en el año 2001 de la siguiente forma:

    La RSE es “La integración voluntaria, por parte de las empresas, de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones comerciales y sus relaciones con todos sus interlocutores”.

    Completó esta definición en el año 2002 quedando así:

    “Tendencia que consiste en integrar aspectos medioambientales o sociales en la cultura y los valores de la empresa de manera que, por una parte aparezcan vinculados a las diversas líneas de negocios pero que, por otra, se realice involucrando a los diversos grupos de interés, accionistas, consumidores/as, trabajadores/as, empleadores/as, inversores/as...”

    Se trata, por tanto, de una serie de pautas de comportamiento a nivel social y medioambiental que una empresa incorpora en su actividad de forma voluntaria.

    La RSE empieza a adquirir carta de naturaleza entre las empresas y compañías para las que conceptos como compromiso medioambiental, gobierno, reputación y ética empresarial, acción social o código de buenas prácticas son ya imprescindibles en su vocabulario y en las agendas de su personal directivo.

    Desde el nacimiento de este concepto analistas y economistas han aportado sus reflexiones coincidiendo en que la responsabilidad social de la empresa no es una mera moda y como tal, algo pasajero sino que es un tipo de actuación concreta que se está imponiendo cada vez con mayor fuerza.

    Ante esta situación la empresa debe empezar a escuchar y responder a las expectativas de las llamadas partes interesadas en la actividad empresarial. Así aunará los intereses de sus accionistas e inversores e inversoras que tienden a volcarse en los productos de empresas socialmente responsables, los intereses de las empresas proveedoras, de las personas empleadas que desean trabajar en compañías responsables y de la ciudadanía que espera que las empresas asuman parte del compromiso social que un día recayó sobre los Estados.

    Los expertos y las expertas afirman que una empresa que quiera ser competitiva en un futuro, lógicamente tendrá que obtener beneficios pero no sólo eso. Además tendrá que adoptar líneas directrices que se comprometan con la sociedad y con el respeto a los derechos humanos, al medio ambiente y la mejora de las relaciones con su personal. El personal ejecutivo están empezando a tomar conciencia de que este tipo de compromiso se convertirá en el futuro en un factor competitivo de la empresa.

    Enlaces de interes:

    Libro verde la Comisión Europea sobre Responsabilidad Social.
    Estrategia española de RSE 2014-2020.
    RSE y PYME.
    Guía de RSE.
    VI premio CEA de RSE a la empresa andaluza.
    Documentación RSE.

    © Concejalía Presidencia,​ ​Empleo,​ ​Emprendimiento, Igualdad y Transparencia
    Ayuntamiento de Granada

    Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Mas información