Consiste en poner en marcha una empresa especializada en el suministro e instalación de tecnología audiovisual para la realización de todo tipo de eventos (ferias, muestras, congresos, reuniones, presentaciones, convenciones, exposiciones, viajes de incentivos, espectáculos multimedia...).
     

    No es fundamental que la empresa este ubicada en una determinada zona, aunque puede ser importante que disponga de un buen acceso para los clientes.
    Será necesario contar con un local con un mínimo de 100 m2, que deberá constar de dos espacios diferenciados para oficina y almacén de equipos.
    También es recomendable disponer de un pequeño taller de mantenimiento técnico.
     

    Por lo general, la actividad que desarrollan este tipo de empresas se centra en el alquiler, instalación y venta de diverso material audiovisual: pantallas, proyectores, monitores, grabadores de vídeo y audio, iluminación, sistemas de traducción simultánea, videowall, pantallas de plasma, ordenadores, cámaras de vídeo, etc. Es necesario conocer muy bien estos equipos para poder sacarles el mayor rendimiento.
    La amplitud de posibilidades que ofrece este sector hace que el negocio pueda completarse con numerosos servicios, desde el asesoramiento técnico para el montaje audiovisual de espectáculos, servicios de videoconferencia y emisión vía satélite de imágenes y sonido hasta el apoyo técnico en salones de conferencias y espectáculos al aire libre, post-producción de audio y vídeo, diseño de stands, animaciones, etc.
    La variedad de servicios es tan amplia que las empresas pequeñas deben recurrir en ocasiones a la subcontratación de algunos servicios y equipos solicitados por sus clientes, por lo que, además de contactar con fabricantes y distribuidores, también es aconsejable establecer convenios de colaboración con otras empresas del sector.
     

    Se estima que las empresas de servicios audiovisuales generaron durante el año 2000 en España un volumen de negocio próximo a los 300'5 millones de €, cifra que dobla la conseguida en 1999.
    Se trata de un mercado muy fragmentado, compuesto en su mayoría por pequeñas compañías de ámbito regional.
    En este momento operan en nuestro país unas 260 empresas de servicios audiovisuales. Cerca del 75 por ciento del sector está formado por pequeñas empresas, mientras que el 25 por ciento restante corresponde a grandes firmas.
    Por servicios, los más solicitados son el alquiler de pantallas especiales (videowall y pantallas leds), el control del sonido en eventos y su grabación en vídeo, la realización de efectos multimedia, la iluminación, el control audiovisual de espectáculos y los efectos mecánicos.
    Aproximadamente un 15 por ciento de estos servicios son contratados a través de agencias de marketing y publicidad, mientras que el 85 por ciento restante son solicitados directamente por las empresas interesadas.
    Por sectores, un 29 por ciento de los clientes proceden de empresas de publicidad, promoción y marketing, el 17 por ciento de empresas de automoción, el 12 por ciento corresponde a petroquímicas, el 11 por ciento a empresas de telecomunicaciones, el 10 por ciento proviene de compañías del mundo del cine y la televisión, el 9 por ciento de empresas de alimentación, el 5 por ciento de empresas de formación, el 4 por ciento del ámbito de la cosmética y el 3 por ciento
    restante del sector textil, imagen y moda.
     

    El canal más utilizado para darse a conocer es la inserción de anuncios en revistas profesionales, prensa general, páginas amarillas y otras guías de servicios.
    El nivel de fidelización de los clientes dentro de este sector suele ser bastante alto.
     

    Disponer de un buen equipo humano y técnico es una condición indispensable para tener éxito en este tipo de negocios.
    Se compone básicamente de personas tituladas en Ingeniería (Informática, Electrónica o Industrial) y Técnicos/as Superiores en Imagen y Sonido procedentes de Formación Profesional.
    La labor comercial suele ser realizada por comerciales con conocimientos en el sector.
    La rápida evolución tecnológica a la que está sometido el mundo audiovisual hace imprescindible la formación continua del personal técnico para que esté al día en las últimas novedades.
    Para ello, además de la asistencia a ferias del sector, también resulta útil recibir periódicamente información técnica a través de revistas, libros y manuales.
     

    Ofrecer un servicio personalizado y una asistencia técnica continua durante la realización de los eventos, conferencias, ferias, así como estar al día de todas las novedades que en el mundo audiovisual se están produciendo puede ser una gran ventaja competitiva, pero es preciso tener en cuenta que ampliar los servicios e introducir elementos innovadores requiere una importante especialización técnica y tecnológica.
     

    Los cambios que se están produciendo en el mundo audiovisual son espectaculares. Por esta razón, es necesario estar al día de todas las novedades que se están produciendo.
    Ofrecer un servicio de calidad, supone disponer desde el principio de buenos equipos, lo que implica hacer una fuerte inversión en este capitulo.
     

    Directiva Comunitaria 91/250 de 14 de Mayo, sobre protección jurídica de software.
    Ley 53/2002, de 30 de diciembre, de medidas fiscales, administrativas y del orden social (...) acción administrativa en materia de telecomunicaciones, audiovisual y de la sociedad de la información.
    Ley 2/2001, de 18 de abril, de contenidos audiovisuales y servicios adicionales.
    Ley 15/2001, de 9 de julio, de fomento y promoción de la cinematografía y el sector audiovisual.
    Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y del comercio electrónico.
     

    La inversión inicial rondaría aproximadamente entre 120.200 y 150.000 €
    El equipamiento necesario: equipos de grabación y reproducción, cámaras en configuración efp y eng, equipos de proyección, pantallas, equipos informáticos y conversores de normas.
    Además de diverso mobiliario de oficina, teléfonos, ordenadores, fax y un vehículo (como mínimo) para el transporte de los equipos.
    Hay que tener en cuenta que buena parte del capital deberá destinarse a la adquisición de equipos que, por su rápida obsolescencia, tienen que ser renovados periódicamente, por ello, es importante definir previamente qué servicios se van a prestar y cual será el equipo necesario.
     

    Asociación multimedia de empresas Audiovisuales:
    ASIMELEC: www.derecom.com

     

    Volver al menú del banco de ideas.


    Consiste en crear una empresa dedicada a la recuperación de datos informáticos perdidos por diversas causas: fallos humanos, virus informáticos, incendios, sabotajes, fallos en el hardware o software utilizado, etc.
     

    Aunque el lugar de ubicación del negocio no es determinante, es aconsejable situarlo en zonas de expansión empresarial.
    El Local de unos 150 m2 contará con espacios diferenciados para oficina y laboratorio.
     

    La actividad que desarrollará esta empresa se centrará básicamente en el rescate de la información almacenada en discos duros, CDs, disquetes, discos removibles, cintas de copias de seguridad, discos ópticos, unidades zip y otros dispositivos informáticos de almacenamiento, así como en la recuperación de ficheros dañados en diversos sistemas operativos, como: MSDOS, Windows, Novell Netware, Unix, Xenux, Macintosh, etc.
    Se puede completar la oferta ofreciendo a los clientes otros servicios complementarios como la conversión de datos (un proceso que permite trasladar directamente la información de un programa a otro con independencia de su compatibilidad), la elaboración de planes de recuperación de desastres a medida de las necesidades de cada compañía, la selección de equipamiento para copias de seguridad o la realización de auditorías en seguridad informática.
    Entre las dificultades que pueden plantearse en los inicios, se encuentra la escasez de piezas para la reparación de los discos duros y los costes iniciales para comenzar esta actividad, que requiere contar con herramientas muy sofisticadas.
    Para poder disponer de toda la información necesaria sobre cada modelo también es necesario ponerse en contacto con fabricantes de dispositivos de almacenamiento y fabricantes de discos duros.
     

    El mercado de servicios informáticos en España alcanza actualmente un valor cercano a los 3.428 millones de euros. Aunque la actividad de recuperación de datos está bastante desarrollada en otros países, en nuestro país se trata todavía de un mercado emergente, por lo que no es posible establecer datos fiables sobre el volumen de negocio que puede generar este segmento dentro del sector de servicios informáticos.
    En la actualidad existe un número reducido de empresas que se dedican exclusivamente a esta actividad en nuestro país, muchas de ellas operan como socios de compañías extranjeras, ubicadas principalmente en territorio inglés. Un 55 por ciento de estas empresas son pequeñas, un 30 por ciento son medianas y el 15 por ciento restante pertenecen a grandes firmas. Al igual que ocurre en otras áreas del sector informático, estas compañías se concentran principalmente en
    Madrid y Barcelona.
    El hecho de que las empresas manejen cada vez más información digitalizada unido a la todavía escasa implantación de sistemas de seguridad que puedan cubrir cualquier contingencia, ha provocado un aumento en la demanda de estos servicios que, se espera, sigan creciendo en los próximos años. Estos servicios se dirigen principalmente a empresas, aunque en algunas ocasiones también son solicitados por particulares.
    Por lo general, cerca de un 50 por ciento de los clientes corresponde a empresas de servicios, alrededor de un 20 por ciento son compañías procedentes del sector informático, un 15 por ciento son empresas de telefonía, un 10 por ciento a entidades del ámbito de la construcción y el 5 por ciento restante se distribuye entre compañías de un amplio número de sectores.
    La recuperación de datos en dispositivos informáticos de almacenamiento dañados es el servicio que más se solicita a estas empresas.
     

    Entre las fórmulas más utilizadas para darse a conocer se encuentran la inserción de anuncios en periódicos y revistas especializadas y el diseño de páginas web propias.
    Hay que tener en cuenta que en la mayoría de los casos se están manejando datos vitales para los clientes, por lo que es importante que las instalaciones cuenten con los sistemas de seguridad necesarios para proteger esa información.
    Aunque no existen cifras establecidas para este tipo de servicios, por lo general, un diagnóstico medio no supera los 84’14 €, y las reparaciones completas oscilan entre las 540 y los 1.200 €, dependiendo de la gravedad del problema y del sistema operativo del ordenador.
     

    Esta actividad requiere contar con un equipo humano que disponga de altos conocimientos tanto en informática a nivel de hardware como en electrónica, por lo que los equipos suelen estar compuestos principalmente por personas con formación en ingeniería informática y telecomunicaciones e ingeniería técnica en electrónica.
    También es necesario disponer de comerciales con formación en este ámbito para que puedan ocuparse de la atención al cliente.
    La formación continua es fundamental en este área
     

    Como posible innovación podemos complementar el proyecto con un servicio de consultoría de seguridad para las empresas, haciendo hincapié en cuatro aspectos: Autenticación, Autorización, Administración y Auditoría.
    Otro aspecto innovador será el soporte de recuperación de datos para nuevos formatos de almacenamiento como los usados en fotografía digital: compactFlash y Smartmedia.
     

    La incorporación de nuevas tecnologías es precisamente la base de este proyecto: la necesidad de conocimiento e implantación de distintos sistemas operativos: Windows, Unix, Novell, AS 4400, … junto con el profundo conocimiento de la estructuras de grabación de los distintos soportes y de las herramientas de diagnóstico.
     

    Ley 34/2001, de 11 de julio, de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico.
    Real Decreto 1906/1999, de 17 de diciembre, por el que se regula la contratación telefónica o electrónica con condiciones generales en desarrollo del artículo 5.3 de la Ley 7/1998, de 13 de abril, de condiciones generales de la contratación.
    Orden HAC/173/2003, de 24 de junio, por la que se desarrolla el régimen especial aplicable a los servicios prestados por vía electrónica, a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido.
    Real Decreto-Ley 14/199, de 17 de septiembre, sobre firma electrónica.
    Real Decreto 994/1999, de 11 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de medidas de seguridad de los ficheros automatizados que contengan datos de carácter personal.
    Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre, de Protección de Datos Personales.
     

    Inversión inicial aproximada: A partir de 60.000 euros
    Equipamiento necesario: Centralita telefónica, diversos equipos informáticos, sistemas de vigilancia, sistemas antiestáticos, cámaras limpias, diverso material electrónico (polímeros, osciladores, etc) y material de oficina.
     

    Asociación Española de Empresas de Tecnologías de la Información. SEDISI:  www.sedisi.es

     

    Volver al menú del banco de ideas.


    Consiste en crear una empresa especializada en seguridad informática. Se encargará de facilitar a sus clientes el software, hardware y servicios necesarios para cubrir sus necesidades en seguridad informática y protección de datos.
     

    Aunque el lugar de ubicación del negocio no es determinante en este tipo de actividad, sí es recomendable situarse en ciudades que dispongan de un amplio entramado empresarial para poder disponer de un mayor número de potenciales clientes.
    El local de unos 100 m2 estará acondicionado como oficina.
     

    Este tipo de empresa prestará todo tipo de servicios relacionados con el desarrollo e implantación de sistemas de seguridad informática y protección de datos.
    Básicamente, se encargará de analizar las necesidades de cada cliente para proporcionarles el software (firewalls, antivirus y programas de encriptación), el hardware (sistemas y aplicaciones de seguridad) y los servicios (consultoría, integración, monitorización y formación) que necesitan para
    protegerse de posibles pérdidas de información producidas por ataques informáticos o por un mal uso interno de sus propias redes.
    Es muy importante establecer contactos con proveedores de hardware y software especializados en este ámbito y contar con personal técnico cualificado para que puedan realizar todas las adaptaciones que sean necesarias.
     

    El mercado dedicado a la seguridad informática alcanzó en España el pasado año un volumen de negocio cercano a los 160 millones de euros. Un 45 por ciento de esta cifra procede de los servicios prestados por las empresas en materia de seguridad y protección de datos, un 38 por ciento fue generado por la venta de software específico y el 17 por ciento restante corresponde a la venta de hardware de seguridad.
    Actualmente operan en nuestro país una veintena de empresas dedicadas a esta actividad, concentradas mayoritariamente en las principales capitales.
    Aunque se trata de un mercado muy atomizado y relativamente inmaduro, las crecientes necesidades de las empresas en materia de seguridad y protección de datos han convertido esta actividad en un sector con un gran potencial de crecimiento que continuará ampliándose en los próximos años.
    Cerca de un 65 por ciento de estos servicios son solicitados por administraciones públicas de ámbito nacional, autonómico y local, mientras que un 20 por ciento se dirige a grandes empresas y el 15 por ciento restante corresponde a servicios para pymes.
     

    Entre las vías para dar a conocer los servicios, la principal es Internet, aunque también se suele recurrir a los anuncios en prensa especializada y campañas periódicas de mailing.
    Es imprescindible mantenerse al día en todas las herramientas y soluciones informáticas aplicables al ámbito de la seguridad y protección de datos en la empresa, para ofrecer de este modo un buen asesoramiento a los clientes y aportar soluciones a medida para todas sus necesidades.
     

    Esta actividad requiere contar con un equipo de profesionales que disponga de altos conocimientos en informática, tanto a nivel de hardware como de software, por lo que los recursos humanos suelen estar compuestos principalmente por personas licenciadas en ingeniería informática y telecomunicaciones.
    También es necesario disponer de un/a comercial con formación en este ámbito para que pueda ocuparse de la atención y captación de clientes.
    La formación continua del equipo de trabajo es fundamental en este campo dados los continuos cambios a que está sometido.
     

    Uno de los principales problemas que se están produciendo es la detección de intrusiones a través de la red. Recientes estudios demuestran que éstas pasan desapercibidas en gran medida y es de vital importancia saber analizar correctamente la información y los rastros en los sistemas que han podido ser objeto de un ataque.
    El desarrollo de aplicaciones web seguras se está convirtiendo en una tarea cada vez más difícil debido a la creciente complejidad y variedad de servicios ofrecidos a través de Internet. La seguridad de las aplicaciones web no es sólo responsabilidad del administrador de sistemas, encargado de la infraestructura y redes, sino también del desarrollador. Se están desarrollando herramientas cada vez más complejas y sofisticadas para la creación de servicios seguros.
     

    La incorporación de nuevas tecnologías es precisamente la base de este proyecto: la necesidad de conocimiento e implantación de distintos sistemas operativos: Windows, Unix, Novell, AS 4400, … junto con el profundo conocimiento de la estructuras de grabación de los distintos soportes y de las herramientas de diagnóstico.
     

    LORTAD: Artículos 9, 27 (.2) y 43 (.3h)
    Ley de Facturación Telemática: Artículos 4 (.2f), 5 (.2d), 6 (.1) y 7 (.b)
    Ley de Ordenación de las Telecomunicaciones: Artículos 5 (.4) y 24
    Real Decreto 1382/85: Dispongo y Artículos 1, 2 y 3.
    Nuevo Código Penal: Artículos 197, 256, 264 (.2), 278 y 400
     

    La inversión inicial aproximada será de unos 18.000 euros.
    Equipamiento necesario: Varios PCs (en función de los puestos de trabajo), servidor de aplicaciones, banco de pruebas con diferentes plataformas montadas, impresoras, centralita telefónica y mobiliario de oficina.
     

    Asociación Española de Empresas de Tecnologías de la Información. SEDISI:  www.sedisi.es

     

    Volver al menú del banco de ideas.


    Empresa especializada en la gestión a través de diversos medios telemáticos (telefonía fija, móvil, Internet, fax, correo electrónico y tradicional, etc) de las relaciones de una empresa con sus clientes.
     

    No es fundamental para este tipo de negocio una determinada localización.
    El local de unos 200 m2 aproximadamente, estará acondicionado como oficina y dispondrá de espacios amplios y diferenciados para la instalación de los diferentes equipos y medios telemáticos necesarios.
     

    En este tipo de negocio se prestan múltiples servicios, atendiendo a las necesidades de cada empresa, tales como la recepción de llamadas, venta de productos o servicios, actualización de bases de datos, campañas informativas, promociones, concertación de entrevistas, atención de consultas y reclamaciones, servicios de información o emergencia, soporte técnico, gestión de clientes masivos o estudios de mercado, entre otros.
    Este tipo de empresas por lo general, trabajan para compañías que desean externalizar este tipo de servicios pero, en algunas ocasiones, esta labor se lleva a cabo en las propias oficinas del cliente, utilizando sus instalaciones, tecnología e incluso su propio personal. Algunas empresas de telemarketing realizan
    también estudios a medida para sus clientes, asesorándoles sobre la infraestructura, tecnología y recursos humanos necesarios para el montaje de su propio centro de atención de llamadas.
    Poner en marcha este tipo de empresa requiere una fuerte inversión en tecnología, por lo que es importante plantearse previamente qué tipo de servicios se van a realizar y cuál será el equipamiento tecnológico necesario (conexiones telefónicas, sistema de distribución de llamadas, de automarcación, sistemas de grabación multicanal, servidores web, cableado de las instalaciones, licencias de software, número de puestos operativos informatizados, etc) Para ello, será necesario ponerse en contacto con diversos proveedores además de mantenerse al día en todas las novedades que se produzcan en este ámbito.
     

    El sector de telemarketing alcanza en España un volumen de negocio de 606 millones de euros. Se estima que en estos momentos operan en nuestro país cerca de una veintena de empresas que ofrecen servicios de telemarketing.
    Alrededor de un 32 por ciento de estas compañías no superan los 6 millones de euros facturación, un 31 por ciento está constituido por empresas que facturan entre 6 y 18 millones, mientras que el 37 por ciento restante son grandes firmas cuyo volumen de negocio supera esta cifra.
    Aunque, inicialmente, las mayoría de estas empresas optaron por establecerse en grandes ciudades, con el paso del tiempo y los avances en materia de comunicación, cada vez se abren más centros en distintas zonas, sobre todo donde existe una mayor demanda de creación de empleo.
    Más de un 50 por ciento de las empresas que solicitan este tipo de servicios son grandes compañías que deben atender a un amplio número de clientes. Por lo general, cerca de un 33 por ciento de los clientes está compuesto por empresas de telecomunicaciones, alrededor de un 19 por ciento son compañías que ofrecen servicios financieros, un 11 por ciento corresponde al sector público, un 10 por ciento a medios de comunicación y en el 27 por ciento restante se incluyen compañías procedentes de un amplio número de sectores.
     

    Entre los servicios más solicitados se encuentran la atención al cliente y la venta telefónica de productos y servicios. Dentro de este sector, la fórmula más habitual y efectiva para darse a conocer continúa siendo la relación comercial directa con las empresas. Esta labor puede completarse con el diseño de páginas web propias para dar a conocer los servicios que se ofrecen.
     

    Es necesario disponer de titulados medios y superiores en Informática para el área de sistemas y personal formado en formación profesional en la rama de informática o electrónica para la instalación de los equipos.
    El número de operadores / as a contratar será en función de los servicios a realizar y los puestos disponible. Normalmente se trata de titulados medios con conocimientos en atención al cliente y en atención telefónica. Su formación suele correr a cargo de la propia empresa.
    Será fundamental contar con personal con amplios conocimientos del mercado, de marketing y publicad, así como de operadores.
    Se contará con un equipo externo de profesionales especializados en recursos humanos para llevar a cabo la selección y formación del personal.
     

    Según la Asociación de Agencias de Marketing Directo e Interactivo los servicios de webmarketing son una senda por explorar, cada vez son más solicitados por las empresas que pretenden ampliar sus posibilidades de venta a través de Internet.
    El marketing por Internet ofrece una amplia y variada gama de servicios que requiere de una gran especialización técnica: poseer conocimientos de marketing convencional, tecnologías y tendencias de marketing en la red, diseño y manejo de bases de datos, creación o tratamiento de gráficos, diseño de aplicaciones Web, herramientas interactivas, publicidad online, Marketing one to one, plataformas de comercio en la red, generación de contenidos de valor añadido, etc.
     

    La incorporación de nuevos servicios y tecnologías (centralitas digitales, integración de teléfono y ordenador, web servicing, etc.) ha multiplicado las posibilidades de desarrollo del mercado de los teleservicios. Según todas las previsiones, su crecimiento será superior al 35 en los próximos años.
     

    Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre de protección de datos de carácter personal.
    Real Decreto 994/1999, de 11 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de medidas de seguridad de los ficheros automatizados que contenga datos de carácter personal.
    Real Decreto 1906/1999, de 17 de diciembre, por el que se regula la contratación telefónica o electrónica con condiciones generales.
    Ley 12/1998, de 24 de abril, General de Telecomunicaciones.
    Real Decreto 1736/1998, de 31 de julio, por el que se aprueba el Reglamento por el que se desarrolla el titulo III de la Ley General de Telecomunicaciones en lo relativo al servicio universal de telecomunicaciones.
     

    Inversión inicial aproximada: 150.200 eurosEquipamiento necesario: Centralita telefónica digital, 16 accesos primarios de líneas telefónicas RDSI de diferentes proveedores, distribuidor automático de llamadas (ACD), PCs, acceso a Internet, fotocopiadora, fax y diverso mobiliario de oficina.
     

    Asociación Española de Comercio Electrónico y Marketing: www.fecemd.org

     

    Volver al menú del banco de ideas.


    Consiste en la creación y mantenimiento de páginas web para empresas.
    Dependiendo de los objetivos que persiga el cliente (venta de productos, información corporativa, atención a sus clientes, publicidad, etc.), se estructura la información que va a aparecer en cada página y cómo se va a realizar la presentación de los contenidos (si se van a incluir enlaces a otros lugares, si se
    introducen imágenes en movimiento, fotografías, etc.)
    También se encargara de gestionar todos los tramites necesarios para alojar esa página en Internet. Este negocio se puede ampliar con otros servicios relacionados como la creación de Intranet o Extranet para las empresas, además de prestar asesoramiento a los clientes sobre las diversas estrategias de marketing que pueden llevar a cabo en Internet para darse a conocer.
     

    Aunque el lugar del negocio no es determinante en este tipo de actividad, es aconsejable la ubicación en zonas de expansión empresarial.
    El Local de unos 80m2 estará acondicionado para oficina.
     

    Además de reunir el equipamiento informático necesario, esta actividad exige contar con software específico y las licencias que se requieren para la utilización de cada programa en concreto.
     

    Los motivos que impulsan a las empresas a solicitar estos servicios son diferentes dependiendo de la empresa, aunque por lo general, las más grandes enfocan su presencia en Internet hacia la información corporativa, mientras que las pequeñas empresas suelen utilizar sus páginas web como un escaparate donde poder ofrecer a nivel mundial sus productos y servicios, usándolo como otro canal de ventas.
    En nuestro país las empresas dedicadas al diseño y mantenimiento de páginas web alcanzan un volumen de negocio cercano a los 90’15 millones de €. De ellos, el 40 por ciento es generado por grandes empresas del sector, y el 60 por ciento restante procede de pequeñas y medianas empresas.
     

    Al tratarse de un sector todavía muy joven, una de las vías que mejor funciona para darse a conocer es el boca a boca entre el empresariado. Aunque también es conveniente, en los inicios, realizar campañas de difusión en Internet y en revistas relacionadas con el mundo de la comunicación y la publicidad, todo ello acompañado por una labor comercial directa.
    Además, es necesario un profundo conocimiento de las herramientas informáticas aplicables a esta actividad, así como de las novedades que se produzcan en el sector.
    También es muy importante contar con un buen equipo de profesionales especializados en la creación de páginas web.
     

    Es necesario contar con un buen equipo de especialistas en el diseño de páginas web, programadores/as, webmaster, con amplios conocimientos en los lenguajes de programación que se utilizan (html, java, etc).
    Será necesario además contar con responsables de elaboración de contenidos, diseñadores /as, profesionales de marketing y comerciales especializados en Internet.
     

    Cada vez más, el diseño de páginas web exige elementos dinámicos.
    Actualmente se está empleando la tecnología flash para incluir efectos visuales y de interactividad que den vida a la web. La explosión del flash kit está ofreciendo nuevas herramientas de diseño.
    Otros elementos que se están introduciendo en el diseño web son servicios que controlan y auditan de forma remota la actividad que registra una determinada página web (visitas por hora, por día, navegador utilizado, procedencia de las visitas), o los buscadores a medida.
     

    La gestión de una página web es un proceso laborioso y muchas veces caro.
    Elementos como los contadores, los gráficos en movimiento, los buscadores o incluso la monitorización de la propia página (¿Cuántas personas la visitan? ¿Cuándo?) son, muchas veces, básicos para un webmaster.
    Pero, además es esencial estar al tanto de todas las tendencias que permitan actualizar la página web y de las nuevas herramientas de diseño que aparezcan.
     

    Ley 34/2001, de 11 de julio, de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico.
    Real Decreto 1906/1999, de 17 de diciembre, por el que se regula la contratación telefónica o electrónica con condiciones generales en desarrollo del artículo 5.3 de la Ley 7/1998, de 13 de abril, de condiciones generales de la contratación.
    Orden HAC/173/2003, de 24 de junio, por la que se desarrolla el régimen especial aplicable a los servicios prestados por vía electrónica, a efectos del Impuesto sobre el Valor Añadido.
    Real Decreto-Ley 14/199, de 17 de septiembre, sobre firma electrónica.
    Ley 16/1993 de 23 de diciembre, de incorporación al Derecho Español de la Directiva 91/250/CEE de 14 de mayo de 1991, sobre protección jurídica de programas de ordenador.
    Ley 34/1989 de 11 de noviembre, General de Publicidad.
    Ley 20/2003, de 7 de julio de protección jurídica del Diseño.
     

    La inversión inicial dependiendo del equipamiento puede rondar los 30.000€.
    Equipamiento necesario: 1 scanner, 1 servidor, 7 PC's, 1 cámara digital, 1 centralita de teléfono, 2 ordenadores portátiles, 1 impresora, 2 Hub.
    Software inicial: 7 licencias antivirus, 7 licencias Explorer, 7 licencias Netscape, 1 licencia de programa de diseño, 2 licencias de programación HTML, 3 licencias de ofimática.
     

    Asociación Española de comercio electrónico.

    Asociación Española de Usuarios de Internet.

    Asociación de Agencias de Marketing Directo e Interactivo (AGEMDI-FECEMD)

     

    Volver al menú del banco de ideas.

    Novedades

    © Concejalía ​Empleo,​ ​Emprendimiento y Turismo
    Ayuntamiento de Granada

    Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Mas información