El negocio consiste en la transformación de diversos productos vegetales (alcachofas, espinacas, champiñones, zanahorias, espárragos, etc) para su conservación en recipientes de hojalata o de vidrio.
     

    El lugar de ubicación es un factor básico en este tipo de industrias. Para asegurarse un buen suministro de productos es aconsejable situarse en zonas que dispongan de un buen número de cultivos de hortalizas y frutas.
    Asimismo, dada la temporalidad de este trabajo, limitado a las épocas de recolección, son más favorables las zonas donde existan cultivos variados que las de monocultivo. Situarse en un lugar donde se den otras industrias conserveras también puede facilitar la relación con todo tipo de industrias auxiliares (talleres mecánicos que atienden todo tipo de maquinaria utilizable en conservas, fábricas de cartonajes, de etiquetas, cajas de cartón y bandejas, almacenistas de accesorios, etcétera.
     

    La actividad que desarrollará esta empresa comienza con la selección de los productos que se van a envasar. Una vez recibida la materia prima, se inicia el proceso industrial que incluye la limpieza, clasificación, envasado, esterilización, etiquetado y empaquetado de los productos para su posterior distribución hacia los diversos puntos de venta.
    Dentro de este sector se establece una clara diferencia entre conservas de frutas, de hortalizas y de tomate. Cada producto conlleva un proceso de conservación diferente por lo que, generalmente, estas empresas comienzan centrando su producción en uno o varios productos relacionados. Su especialización suele depender de la propia dimensión de la compañía, de su capacidad de producción y, sobre todo, de su ubicación.
    Hay que tener en cuenta que la mayoría de estas fábricas de conservas se nutren de excedentes de productos frescos que proceden de fincas cultivadas, huertas y cooperativas agrarias situadas en las comarcas próximas.
     

    La industria de conservas vegetales en España produjo durante el pasado año 1.200.000 toneladas de conservas, alcanzando un volumen de negocio próximo a los 1.800 millones de euros.
    Cerca de un 35 por ciento de esta cifra se debe a las exportaciones, dirigidas principalmente a países europeos.
    Actualmente existen 241 empresas dedicadas a esta actividad en nuestro país. Un 69 por ciento de las compañías son pequeñas, alrededor del 24 por ciento son medianas y el 7 por ciento restante corresponde a grandes firmas.
    El sector está compuesto en su mayoría por empresas familiares, especializadas según los productos que se fabrican en los lugares donde se ubican. Andalucía, La Rioja, Aragón y Levante son las zonas donde se concentra un mayor número de productores de conservas. A pesar del alto nivel de competencia alcanzado por estos productos en el mercado nacional como resultado de la importación masiva de productos de otros países a bajo coste, el aumento de las exportaciones y el crecimiento en la demanda de productos de calidad hace pensar que este sector seguirá creciendo en los próximos años.
    Durante el pasado año se consumieron en nuestro país 653 millones de kilogramos de frutas y hortalizas formadas. El consumo medio per cápita se situó en 16 kilos. Aunque los gustos del cliente varían constantemente, las conservas de tomate, pimiento, alcachofa, espárrago y melocotón siguen siendo las más solicitadas, también se ha incrementado la demanda de verduras y legumbres en tarros de vidrio.
     

    Cerca de un 56 por ciento de las conservas se distribuye a supermercados, alrededor de un 29 por ciento se dirige a hipermercados y un 11 por ciento se destina al comercio tradicional, mientras que el 4 por ciento restante se distribuye por otras vías de comercialización.
    La relación comercial directa con almacenistas y distribuidores de este tipo de productos es la vía más utilizada para darse a conocer. Esta labor es apoyada generalmente con otras acciones, como la inserción de publicidad en publicaciones especializadas o la asistencia a ferias y reuniones del sector.
     

    Esta actividad requiere disponer de un amplio conocimiento del sector, tanto en las técnicas que se siguen para la conservación de diferentes tipos de vegetales, como en todas las novedades referentes a envases y embalajes. También es importante conocer las condiciones de compra y de cultivo de los agricultores, cuáles son las variedades más adaptadas para la producción de conservas, qué tipo de residuos de abono y plagas hay que evitar, etcétera.
    La fase de producción suele correr a cargo de operarios con formación profesional en este área o de personal formado en las propias empresas. También es importante contar con comerciales que dispongan de conocimientos y experiencia en el sector y licenciados en Química o Biología para el área de calidad.
     

    La creciente preocupación por los niveles de calidad, servicio y satisfacción que exige el consumidor, hace necesario intensificar los controles sobre materias primas, procesos y productos finales.
    La aparición de normativas cada vez más exigentes que garanticen la calidad e inocuidad de los productos que consumimos y la seguridad y repercusión ambiental y social de los procesos de transformación que llevan a cabo las industrias, hacen necesaria la intensificación de controles y el desarrollo de proyectos innovadores. Esto supone un esfuerzo tecnológico grande para las empresas y como consecuencia, un aumento importante de su demanda tecnológica que se ha
    constatado en el aumento de la actividad del CTNCV en los últimos años.
     

    Se recomienda la incorporación de un software de gestión, así como analizar la posibilidad de ofrecer los productos a través del comercio electrónico.
     

    Real Decreto 2420/1978, de 2 de junio, por el que se aprueba la Reglamentación Técnico-Sanitaria para la Elaboración y Venta de Conservas Vegetales. (B.O.E. 12.10.78).
    Orden de 11 de febrero de 1987 por la que se aprueba la norma de calidad para las conservas vegetales. (B.O.E. 20.02.87)
    RCL 2003\1648
    Resolución de 11 junio 2003. CONSERVAS. Dispone la inscripción en el Registro y publicación de la tabla salarial definitiva del año 2002 y la tabla provisional para el año 2003 del Convenio Básico de ámbito estatal para la Fabricación de Conservas Vegetales (RCl 2003\415) (código Convenio número 9901305).

    Junta de Andalucía:
    Decreto 268/2003, de 30 de septiembre, por el que se crea el Registro de Entidades de Inspección y Certificación de Productos Agroalimentarios y Pesqueros en la Comunidad Autónoma de Andalucía.
    Decreto 245/2003 de 2 de septiembre, por el que se regula la producción integrada y su indicación en productos agrarios y sus transformados.
    Decreto 194/2003, por la que se modifica el Decreto 173/2001, de 24 de julio, por el que se crea el Registro de Industrias Agroalimentarias de Andalucía y se regula su funcionamiento.
    Decreto 166/2003 de 17 de junio, sobre producción agroalimentaria ecológica en Andalucía.
     

    La inversión inicial aproximada sería a partir de 72.100 euros.
    Instalaciones necesarias: Local a partir de 150 m2 con espacios diferenciados para producción, almacén para materias primas y productos y oficinas.
    Material necesario: Líneas específicas para varios productos (como mínimo para tomate, espárrago, alcachofa, pimiento, champiñón y legumbre) Además deberá contar con cámaras frigoríficas si se quiere ampliar a más productos. Equipos informáticos, mobiliario de oficina, teléfono y fax.
     

    Federación Nacional de Asociaciones de la Industria de Conservas Vegetales (FNACV).
    Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía.

    Enlaces de interés:
    http://www.agroinformacion.com/

    http://besana.es/

    http://www.conservasenlata.com/


     

    Volver al menú del banco de ideas.


    Una bioempresa es aquella que desarrolla sus actividades utilizando las técnicas biotecnológicas para la mejora de procesos y la síntesis de productos en numerosos sectores.
    Biotecnología es, en su definición más amplia, el conjunto de técnicas y herramientas que permite la modificación de organismos vivos o parte de los mismos (transformación de materiales vivos o inertes), con el propósito de desarrollar procesos, productos y servicios.
    Esencialmente, se tratará de la producción de microorganismos que posteriormente han de constituir la base de elaboración de productos dietéticos, alimentos funcionales y otros; materia prima, en definitiva, para la industria agroalimentaria. Se trata, por tanto, de convertir la idea científica inicial en un proyecto empresarial.
    La idea de negocio es la aplicación de la biotecnología como herramienta para la producción de alimentos "seguros, sanos, equilibrados y variados", aspectos clave del proceso productivo, la investigación, desarrollo y comercialización de productos para la aplicación en la Industria agroalimentaria.
    Debido a la percepción social de la biotecnología como una necesidad actual, la creación de una Bioempresa se plantea como alternativa viable y de futuro.
     

    Una acertada ubicación puede constituir una ventaja efectiva en toda la fase de implantación y desarrollo, estimulando la estrategia de diferenciación, apoyada por el complejo y creación del Centro Europeo de Empresas e Innovación Bic Granada.Se señala como factor de oportunidad, la ubicación en el entorno del Campus de la Salud.
     

    Muchas bioempresas de reciente creación orientan su actividad en una fase inicial con la diversificación de la tecnología que desarrollan hacia una plataforma tecnológica que opera hacia varios sectores de la biotecnología.
    Especializarse en un área concreta, es sintonía con la cultura alimentaria emergente y los "Nuevos" alimentos funcionales, conllevaría a la producción de los siguientes bienes:
    - Productos dietéticos, que se adecuan a un régimen específico.
    - Alimentos funcionales, que se estimulan una función específica del organismo.
    - Enriquecidos o mejorados para satisfacer las necesidades nutricionales de los diferentes colectivos sociales (Elementos Probiótico, Prebiótico y Simbiótico)
    - Nutracéuticos o alimentos, que tratan enfermedades.

    El uso de la Biotecnología en la producción de nuevos alimentos funcionales, implica una mejora añadida en la elaboración de estos productos, ofreciendo una mejor calidad de producción, más eficiente y segura para la salud y el medio ambiente.
    Los proveedores potenciales serán productores e instaladores de equipamientos de laboratorios (pipetas, máquinas, PCR, etc) y las de servicio, como parte del eje central, al igual que otras de las distintas plataformas tecnológicas.
    Es importante conocer el mercado nacional e internacional de proveedores garantizados.
     

    Las recientes encuestas realizadas en la Unión Europea muestran una evolución favorable de la sociedad española hacia la biotecnología, junto al requerimiento general de la opinión pública de recibir mayor información.
    Teniendo en cuenta el vertiginosos desarrollo del sector biotecnológico, el constante cambio de estrategias y tácticas, es imprescindible estudiar el mercado.
    Lo más complejo para estas empresas es la necesidad de crear un nuevo mercado por las características innovadoras de su tecnología.
    El sector agroalimentario es, tanto en Andalucía como en Granada, un sector tradicional, La Biotecnología debe ser lo innovador para estas empresas, ya que entre un 10 por ciento y un 15 por ciento desaparecerán en el transcurso de estos próximos años sino se modernizan y desarrollan nuevos productos.
    Con el envejecimiento de la población, junto al incremento de los gastos sanitarios, la mala nutrición (por una dieta no acorde a las necesidades surgidas por el estilo de vida actual y el culto al cuerpo), los gobiernos se plantean la necesidad de fomentar programas de desarrollo de productos alimenticios.
    La expansión de la empresa deberá ir acompañada de medidas para profesionalizar la atención al cliente, el desarrollo de una percepción de la marca, la mejora de los controles de calidad y de la organización del departamento comercial y de marketing. Es conveniente conocer el mercado para fijar las líneas de investigación: cuales son las últimas innovaciones y las necesidades de tus potenciales clientes.
    De acuerdo con el Nutritión Business Journal, se espera un crecimiento anual del 25 por ciento en España. Los clientes potenciales son todos los productos alimenticios, que demandan una mejora como "alimentos funcionales".
    Clientes potenciales son todas las empresas del sector de la industria de la alimentación. Conocer a fondo clientes, mercado y competidores. Anticiparse a los cambios, si no se puede competir en precio, trata de personalizar el servicio o buscar nichos (aprovechar la ventaja existente en España del hecho de que gran parte de los productos y servicios en el área biotecnología son ofrecidos por multinacionales ubicadas en el extranjero).
    La etapa crucial del ciclo de vida de una bioempresa, consiste en buscar su primer cliente, con el objetivo de establecer una amplia cartera de clientes y el cambio de una cultura más científica a un estilo de gestión más profesional, asegurando el lanzamiento de productos y servicios de la empresa.
    Se deberá contactar con las empresas de estos sectores y se analizaría las necesidades de este mercado para realizar las investigaciones oportunas.
     

    Una de las mayores dificultades de las bioempresas en su fase inicial es el establecimiento de una estrategia comercial debido a la limitación de recursos, financiación y falta de conocimientos en las reglas del mercado. Esta falta se podría compensar con una red comercial con otras medidas (Telemarketing, empleados multifacéticos gestores y vendedores a la vez).
    Una estrategia de promoción podría ser cooperar con el cliente, hacerle socio y convertirlo en un "comercial" más de la propia empresa, ofreciendo descuentos por atraer nuevos clientes.
    Previo a la comercialización, se debe tener en cuenta los plazos que requiere cada subsector para desarrollar nuestros productos.
    Habrá que tener muy en cuenta el perfil de cada clase de cliente, adaptando la estrategia comercial a la cultura de este segmento.
    El volumen de negocio del sector se está consolidando en los últimos años. El alto potencial de innovación el grado de internacionalización y el volumen de exportaciones de las Bioempresas españolas es cada vez mayor.
     

    La elección de los recursos humanos de cada bioempresa es, junto a la defensa de la tecnología desarrollada, un pilar fundamental en la fase de inicio de un proyecto biotecnológicoempresarial.
    En España se tiene reconocimiento del personal en investigación y reconocimiento profesional, pero no existe tanta experiencia en bioempresas como en otros países.
    España cuenta con un extraordinario potencial para el desarrollo de la biotecnología basado en un Sistema Nacional de Innovación, con gran capacidad de generación y transferencia de tecnología hacia las empresas y la sociedad.
    Existe varias fuentes para componer el equipo humano en las empresas de biotecnología. Una de ellas es la de los profesionales que localizan un nicho de mercado y ponen en marcha su negocio. Otra, los grupos de científicos de centros de investigación que deciden dar vida empresarial a una línea de trabajo.
    Es recomendable incorporar al equipo de bioemprendedores una persona con experiencia en marketing ó ventas en el sector de biotecnología para poder diseñar estrategias exitosas.
    El mejor científico no es el mejor comercial, no escatimes recursos en la contratación de un buen profesional.
    Es aconsejable contar con personal experto en mercados innovadores, preferiblemente biotecnológico. Esta es una empresa de investigación que ha de vender sus productos al mercado agroalimentario, por tanto es necesario equilibrar el equipo, en el que debe quedar compensada la parte científica con la empresarial. El reparto de funciones y tareas debe quedar evidente y claro desde el inicio de la misma. El número de empleados/as puede estar entre 5 a 30, dependerá de las
    líneas de trabajo a desarrollar.
     

    Teniendo un mercado importante en el sector agroalimentario, la biotecnología será el sector innovador. La investigación de la biotecnología exige especializarse en un área concreta para ser competitivo y marcar las diferencias del mercado.
    La tecnología innovadora es el origen y la clave de la esencia misma de la bioempresa. Ello conlleva la constante necesidad de seguir innovando, lanzando nuevos productos y desarrollando la tecnología.
    Dados los cortos ciclos de vida de los productos y de las tecnologías, los esfuerzos en esta área deben realizarse desde el inicio mismo de la bioempresa. Por ello, debe seguir el esfuerzo en I D para descubrir nuevas aplicaciones de la tecnología desarrollada o sinergia con nuevas áreas.
    La biotecnología, será el factor innovador constante para la empresa de la industria alimentaria, estos será el valor añadido a las empresas clientes.
    Diferenciarse por un servicio personalizado será otro elemento que incrementará el valor añadido de la empresa.
    Otro factor innovador de este tipo de empresa es la profesionalización de la gestión. La gestión de la innovación es una de las áreas más críticas para el buen funcionamiento de la bioempresa. Por ello, es fundamental una evaluación tanto de la propia tecnología base de la empresa como el diseño de una organización y estructura de la propia entidad, para convertir creatividad en rentabilidad.
     

    Las nuevas tecnologías serán un factor fundamental para el desarrollo de este tipo de empresa. La vigilancia tecnológica es una de las principales tareas que debe llevar a cabo una bioempresa con el fin de proteger su propiedad intelectual e informarse de la situación actual del mercado con el propósito de adecuar sus productos o servicios a las necesidades cambiantes de los usuarios.
    La vigilancia tecnológica se puede definir como un sistema dedicado a la búsqueda sistemática y exploración del mayor número de fuentes de información posibles (bases de datos, publicaciones, ferias, congresos, etc) sobre patentes, productos y servicios existentes en el área en la que opera la empresa. Esto no solo permitirá la observación del entorno, sino además facilitar el desarrollo de una estrategia exitosa de I D.
     

    Legislación:
    - Base de Datos de Legislación de Ministerio de Ciencias y Tecnología (Biotecnología).
    - Legislación vigente(Fundación Antana).
    - GEMA.Legislación del Sector Agroalimentario.
    - IATA. Instituto de Agroquímica y Tecnología de Alimentos.

    Legislación:
    - Legislación europea y española (en diversos campos).
    - CALIDAD, ISO 9000 (*EN-UNE).
     

    Normalmente, las inversiones iniciales para crear una bioempresa está entre los 500.000 y 1 millón de euros.
    Aunque dependiendo de las líneas de investigación en desarrollo se necesitará recurrir a financiaciones complementarias.
    En las primeras líneas de trabajo, la inversión será mas alta y la generación de recursos más lenta. Pero en las siguientes líneas de trabajo esto cambiará, porque se contará con la experiencia de conocer el mercado.
    El sistema de financiación es cada vez más consciente de las posibilidades de este sector industrial en rápida expansión y existen mecanismos para la financiación de proyectos innovadores.
    Entres los organismos que ofrecen ayudas a este tipo de empresas están CDTI. Ministerio de Ciencias y Tecnología; ICO, ENISA; VI Programa Marco de la Unión Europea.
     

    Direcciones de interés:
    - ASEBIO.Asociación Española de Bioempresas
    - SEBIOT.Sociedad Española de Biotecnología
    - CNB.Centro Nacional de Biotecnología.
    - AINA.Instituto Tecnológico Agroalimentario.
    - INIA. Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentación.
    - CDTI. Centro para el Desarrollo Tecnológico.
    - Oficina Española de Patentes y Marcas.
    - FIAB. Federación Española de la Industria de Alimentación y Bebidas.
    · CIBT. Círculo de Innovación de Biotecnología.

    Web recomendados :
    - http://sistemabiobolsa.com/ (Biobolsa. Portal de Inversión Biotecnología).
    - http://fundacion-antama.org/ (Fundación Antana. Boletín de Actualidad sobre Biotecnología).
    - www.monsanto.es (Monsanto en España. Manual sobre la Biotecnología).
    - http://www.mapama.gob.es/es/ (Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación).
    - www.ipyme.org (Instituto de la Pequeña y Mediana Empresa).
    - http://www.redotriandalucia.es/ (Red OTRI. De universidades con información relevante a los bioemprendedores) Ferias y Salones Comerciales.
    - BIOSPAIN : Foro de Biotecnología.
    - Foros especializados para intercambio de experiencias y conocimientos. Acreditación ENAC o las BPL (Buenas Prácticas de Laboratorio) Estandarización de los procesos internos (aplicaciones normas AENOR y ENAC).

     

    Volver al menú del banco de ideas.


    Elaboración y colocación de piezas ornamentales de estuco.
    El termino de “decoración árabe” se suele emplear para denominar los trabajos de yesería o estuco, policromados en ocasiones, que se usan habitualmente para cubrir paredes y techos de muchos edificios islámicos, entre ellos y a modo de ejemplo: la Alhambra y la Madraza de Granada.
    El taller puede tener dos vertientes principales:

    Decoración de viviendas, locales comerciales y de hostelería. Está relacionado con empresas de construcción, reformas y decoración. Alcanzar un volumen de ventas mínimo es más rápido en esta vertiente.

    Elaboración de piezas para vender en tiendas de regalos y souvenir. Como actividades secundarias puede contemplarse:

    - Restauración de piezas antiguas.
    - Cursos introductorios en centros culturales.

     

    Si te has decidido a crear un taller de decoración árabe tienes dos posibilidades de ubicación y desarrollo del proyecto:
    Puedes enfocar tu negocio a particulares, y montar un taller-tienda en un lugar de mucho transito de personas, preferiblemente en zonas turísticas o barrios antiguos donde este tipo de artesanía sea especialmente valorada. Para este tipo de negocio puede ser suficiente un local de 40 m2.
    Si lo que te interesa es producir grandes cantidades destinadas a empresas de la construcción o comercios, te convendrá desarrollar un Taller-nave.
    Es importante que la nave o local esté bien comunicada por carretera con empresas de materiales de construcción cercanas.
    Las dimensiones variarán según la producción y el número de trabajadores/as, pero necesitarás contar al menos con un espacio mínimo de 100 m2, que disponga de buena ventilación a pesar de que, salvo que se utilicen técnicas especiales, no es ésta una actividad molesta para el entorno.
     

    La producción consta de las siguientes fases:
    · Diseño. Debería predominar aspectos tradicionales, étnicos u originales. La decoración de interiores permite mayor margen de beneficio.
    · Elaboración de moldes. Con gubias y otras herramientas manuales se realiza un prototipo sobre el cual, con látex u otros materiales flexibles, se elaboraran los moldes.
    · Repaso de las piezas. Las piezas que salen del molde son repasadas manualmente.
    · Policromía y barnizado. Colocación de las piezas, en viviendas o comercios.
     

    Las pequeñas piezas se venden en tiendas de regalos, decoración y souvenir. Las personas que constituyen gran parte del mercado, son tanto aquellas que vienen de turismo, como las que buscan pequeños regalos y artículos de decoración. Los turistas suelen buscar piezas pequeñas, de aspecto tradicional y de bajo coste.
    Las características socio-demográficas de los posibles clientes dependerán de la zona en la que se instale la tienda. Los datos sobre consumo hablan de que las personas que más productos adquieren en tiendas de decoración o regalos son generalmente personas de entre 20 y 50 años, de clase media y cierto nivel cultural.
    La decoración de viviendas. Puede tener como clientes los propietarios de la viviendas, empresas de decoración, reformas o constructoras, siendo recomendable que la publicidad llegue a todos ellos. Tiene más demandas en ciudades cercanas al mediterráneo con cierta influencia árabe como Granada o la Costa del Sol. Los clientes particulares son mayores de 30 años y de clase media-alta o bien relacionados con algunas minorías étnicas. Decoración de comercios y establecimientos de hostelería. Muchos de estos establecimientos emplean la decoración árabe para recrear un ambiente oriental entre ellos: bares de copas, teterías, zambras, hoteles, tiendas de artesanía. El cliente puede ser bien el establecimiento o bien empresas de decoración o reformas.
     

    Pequeños artículos: La venta directa difícilmente cubrirá el mínimo suficiente para superar el umbral de rentabilidad. Es necesario establecer contacto con tiendas de regalo, souvenir y decoración. Se puede contactar también con empresas organizadoras de congresos y otros eventos para comercializar una línea de obsequios a lo participantes.
    Decoración de vivienda y comercios. La venta directa a los propietarios puede implicar un plazo demasiado largo hasta llegar a cubrir el umbral de rentabilidad. Por ello es muy interesante contactar con empresas de construcción, reformas, decoración y cadenas de hostelería. Las páginas amarillas e Internet facilitan el contacto con los clientes.
     

    Son necesarias al menos dos personas para desarrollar esta idea de negocio: la persona promotora de la empresa y otra que no necesariamente ha de tener formación especializada.
    La contratación de alguien en prácticas facilitará la disponibilidad de tiempo para atender a los clientes.
    Si el crecimiento de la empresa permite tener mas de 6 trabajadores/as en producción, sería interesante contar con comerciales y personas que se encarguen de las tareas administrativas.
    El personal de producción debe ser rápido, tener buena vista de cerca, cierto gusto por los trabajos creativos y carecer de problemas de salud que puedan empeorar con el yeso.
    Dependiendo de la producción las tareas pueden ser algo monótonas, lo que se tendrá en cuenta al seleccionar a los y las trabajadoras.
    El personal que se dedique a las tareas comerciales puede ser autónomo y vender otros productos dentro del mismo sector (decoración, construcción o artesanía).
     

    Si deseas introducir innovaciones en tu negocio, puedes:

    - Aplicar las técnicas a otros estilos de decoración.
    - Elaborar obsequios para congresos o empresas.
    - Personalizar las piezas.
    - Mecanizar la manipulación con los moldes o hacer uso de materiales cerámicos para incrementar la resistencia.
     

    Para la fase de diseño de los elementos decorativos puede serte de gran utilidad la utilización de programas de diseño gráfico.
    La utilización de páginas Web, Internet y comercio electrónico con fines comerciales, de comunicación y de imagen serán otros fuertes aliados para la comercialización y difusión de tus productos.
    Es asimismo recomendable la incorporación de un software de gestión para pequeños comercios y la utilización de programas que permitan previsualizar la decoración de vivienda o comercio.
     

    Plan Andaluz de Orientación Comercial, Ley de Comercio.
    Interior de Andalucía (Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Andalucía).
     

    Es necesario disponer de un mostrador, expositores, zona de atención a los clientes, teléfono, ordenador conectado a Internet, y zona de trabajo con bancos, estanterías, toma de agua y electricidad, desagüe en el suelo, cámaras frigoríficas, o caja registradora, mobiliario, elementos decorativos.
    Difícilmente se puede eludir la adquisición de una furgoneta.
    Los gastos comerciales son imprescindibles, incluyendo entre otros viajes, material impreso, anuncios en páginas amarillas y página web.
    La inversión inicial en función del proyecto puede rondar entre los 18.000 y 50.000€.
     

    Encontrarás ofertar formativas en:

    - Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Granada. C/ Gracia. Granada. Ofrece un ciclo superior de FP.
    - Centro Albayzin. (Junta de Andalucía-IMFE) Placeta de la Concepción 1, 18010 GRANADA. Telf. 958 944 007. Ofrece cursos monográficos esporádicamente.

     

    Volver al menú del banco de ideas.


    Reparación de muebles modernos (con menos de 100 años), devolviéndole la funcionalidad y el aspecto original. Priman los aspectos funcionales y económicos sobre otros.
    Reciclado de muebles modernos. Muebles y otros objetos son reparados, cambiando su aspecto original para adaptarlos a nuevos gustos estéticos o necesidades funcionales.
    Los conceptos de reparación o reciclados se diferencian del de restauración. Este último se aplica a piezas con cierta edad o con un valor artístico o cultural mínimo. En la restauración se requieren sólidos conocimientos artísticos y científicos, las piezas se tratan para asegurar su supervivencia o recuperar aspectos o funciones originales, respetando al máximo los materiales y procedimientos empleados en su construcción. El proceso de restauración en sí supone una importante fuente de información sobre otras épocas, técnicas, comercio y autores.
    Al hablar de reciclado nos estamos refiriendo a la recuperación de piezas que de no sufrir un cambio de apariencia o funcionalidad, en el mejor de los casos quedarían relegados a adquirir polvo en algún trastero. Evidentemente no se puede “reciclar” un mueble con un valor histórico o artístico importante. Los aspectos prácticos como el económico o la adaptación a su nuevo emplazamiento predominan sobre los culturales. Tiene un importante componente de recuperar del olvido y de reciclado desde una perspectiva medioambiental.

    Actividades secundarias:

    - Restauración de muebles.
    - Clases de iniciación en centros de manualidades y culturales.
    - Venta de muebles reciclados o de estilo y complementos.
     

    Este tipo de negocio ha de ubicarse en zonas comerciales muy transitadas o barrios tradicionales, preferible con un escaparate. Puede complementarse con una nave para la ejecución de tareas molestas.
    Local con un mínimo de 80 m2 que disponga de zonas para almacén, trabajo, barnizado y exposición / venta.
     

    Cada encargo requerirá de procedimientos diferentes. No habiendo lugar para enumerar todas las posibles.
    Es necesario un almacén de maderas variadas, chapas, tintes, pigmentos, barnices, lacas, disolventes y decapantes entre otros materiales.
    No hay que olvidar de garantizar las medidas de seguridad relacionadas con incendios, productos químicos volátiles o corrosivos, eléctricos y mecánicos.
     

    El mercado está surgiendo con la aparición de nuevas formas de pensar, estilos estéticos e interés por el reciclado y lo tradicional.
    El cliente tipo tiene entre 30 y 50 años, estudios medios o superiores, nivel adquisitivo medio-alto y vive en zonas urbanas o turísticas. Es posible tener entre los clientes locales comerciales y hosteleros para su decoración.
     

    La distribución es directa desde el propio taller.
    Se podría tratar con estudios de decoración como sector intermediario.
     

    Para iniciar la actividad serán suficientes entre 1 y 6 trabajadores/as. En el caso de tener varios trabajadores es recomendable que entre ellos cubran diferentes especialidades de la ebanistería y al menos exista una persona para barnizar.
    Para optimizar la inversión y atender a las ventas adecuadamente, además del promotor/a (oficial de primera o maestro/a de taller) hace falta un aprendiz, con un mínimo del 50 por ciento de jornada. Para más de 5 trabajadores es recomendable un puesto con funciones comerciales y de atención al público.
    Los/as oficiales deben tener formación en el área de madera, ebanistería artística, barnizado y dibujo técnico.
    Tanto los oficiales como los aprendices deben ser rápidos, un nivel medio alto de inteligencia espacial y disfrutar de buena vista. Es recomendable un licenciado en bellas artes o titulado en un ciclo superior de decoración para las decoraciones del mobiliario.
     

    - Personalización.
    - En general el concepto es innovador.
     

    Empleo de páginas web para reforzar las ventas, mejorar la imagen de la marca y obtener información del mercado.
    Empleo de comercio electrónico para llegar a mercados lejanos.
    Empleo de Internet como elemento de comunicación y búsqueda de información y contactos diversos.
    Empleo de programas que muestre la apariencia de futuros encargos.
    Empleo de programas de diseño gráfico Aplicación de técnicas científicas para el estudio de las piezas.
     

    Plan Andaluz de Orientación Comercial, Ley de Comercio Interior de Andalucía (Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Andalucía)
    Licencia de Apertura. En función de la maquinaria a utilizar y del volumen de maderas y sustancias volátiles almacenadas puede ser considerada como una actividad calificada.
    Convenio CITES sobre especies amenazadas.
     

    Para herramientas y maquinarias: de 3.000 a 12.000 € son suficientes.
    Mínimo para comenzar 1500 €.
    Elemento más costoso: una máquina universal con sierra circular, regruesadora, cepillo y escopleadora. Es necesario también una furgoneta. Inversión inicial de 15.000 a 60.000 €.
     

    -  Dto. de Restauración. Universidad de Granada
    - Asociación de Artesanos del Albayzin.
    - Colegios profesionales de Licenciados en Bellas Artes y Restauradores.

    - Formación genérica en centros de FP de madera, IES con bachillerato de artes, escuelas de artes aplicadas y oficios artísticos, centros de FPO homologados por la Junta de Andalucía, escuelas taller, casas de oficios y talleres relacionados con la madera, facultades de bellas artes.

    - Ayuntamiento de Granada: www://granada.es

    Páginas similares

    www.emagister.com/

    continua.ugr.es/

     

    Volver al menú del banco de ideas.

     Agricultura y ganadería    Industria y construcción    Servicios    Sector medioambiental
     

       
    © Concejalía de Empleo, Emprendimiento, Turismo y Comercio
    Ayuntamiento de Granada

    Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Mas información