El éxito de una empresa está muy vinculado a un buen marketing y publicidad, estos sectores están experimentando en los últimos años un espectacular desarrollo.
    Por consiguiente si conoces estos sectores aprovecha esta oportunidad para montar tu propia agencia de publicidad y marketing.
     

    No es esencial que tu agencia la ubiques en una determinada zona.
    Sí debes disponer de un local con al menos dos despachos, una sala para recibir a los clientes y otra para diseñar.
    Si bien en un principio puedes empezar con menos espacio.
     

    El mundo del marketing y de la publicidad es muy amplio y, por tanto, tus clientes pueden solicitarte una amplia gama de servicios: desde análisis de mercados, lanzamiento de nuevos productos… hasta la creación y gestión de publicidad en los diferentes medios de comunicación.
    Por tanto, tu empresa debe ofrecer una amplia posibilidad de selección de servicios. Si no puedes abarcar todas las peticiones de tus clientes, la mejor alternativa antes de decir no y, con ello, perderlo, es ampliar tu oferta de servicios a través de buenos colaboradores/as externos que tú controles y dirijas.
    En definitiva, para fidelizar a tus clientes es conveniente que les ofrezcas un servicio de marketing integral.
     

    Si decides dedicarte a este negocio, ante todo debes tener claro quienes van a ser tus futuros clientes para irte posicionando en el mercado.
    Hay varias alternativas: ofrecer tus servicios a las pequeñas y medianas empresas, que por regla general no pueden soportar unos gastos fijos en publicidad o mantener un departamento de marketing.
    Por otra parte, las grandes compañías están en su mayor parte copadas por grandes empresas de marketing que ofrecen un servicio integral, pero éstas puede que no se nieguen a recibirte y a escuchar tus propuestas si son innovadoras.
    Otra opción es que ofrezcas tus servicios a empresas de un determinado sector, especializando tu campo de actividad ó incluso a las administraciones públicas, que cada vez requieren más este tipo de servicios.
    Por consiguiente, tienes más posibilidades de conseguir clientes con independencia del tamaño que tenga la empresa. En definitiva todo depende del enfoque que tengas para el negocio y de tus aspiraciones...
     

    Para vender tus servicios a las empresas debes inspirar confianza y experiencia, ya que vas a gestionar la parte más importante de una empresa que es su imagen, y por tanto sus posibilidades de vender y abrir nuevos mercados.
    Si no lo haces bien puedes llevarla a pique. Es primordial que tu trabajo sea eficaz, de calidad, innovador, que responda a las necesidades de tu cliente. Si éste confía en ti te crearás una reputación que irá de boca en boca, el mejor de los métodos para captar nuevos clientes.
    No obstante, al comienzo debes echar mano para darte a conocer de todos los medios posibles a tu alcance: radio, mailings, marketing directo, publicidad en prensa especializada, ect. Los ingresos en este negocio son fluctuantes, ya que los encargos suelen ser estacionales, no son constantes en el tiempo; de ahí que unas veces obtengas unos ingresos elevados y otras, por el contrario, solo cubran gastos.
    Por tanto, es muy importante que seas un/a buen/a administrador/a y que dispongas como medida de precaución de un remanente para que puedas mantener el negocio en los momentos en los que tu facturación sea más baja.
     

    Es importante que, aparte de los conocimientos técnicos, conozcas el sector y tengas una gran habilidad como comercial y estratega para vender tus servicios.
    Si no tienes capacidad creativa, de innovación para el diseño de tus campañas de publicidad y marketing, es necesario que cuentes con un socio/a o colaborador/a en este sentido.
    Es aconsejable que en un principio cuentes con una pequeña agenda de colaboradores/as para cubrir la demanda en aquellos aspectos que no domines.
     

    Según la Asociación de Agencias de Marketing Directo e Interactivo (AGEMDI) los servicios de webmarketing son una senda por explorar, cada vez son más solicitados por las empresas que pretenden ampliar sus posibilidades de venta a través de Internet.
    El marketing por Internet ofrece una amplia y variada gama de servicios que requiere de una gran especialización técnica: poseer conocimientos de marketing convencional, tecnologías y tendencias de marketing en la red, diseño y manejo de bases de datos, creación o tratamiento de gráficos, diseño de aplicaciones Web, herramientas interactivas, publicidad online, Marketing one to one, plataformas de comercio en la red, generación de contenidos de valor añadido, etc.
     

    La tecnología en este tipo de negocios es fundamental. Los cambios que se están produciendo tanto en hardware como en software son espectaculares.
    Si decides ampliar tus servicios e introducir elementos innovadores para diferenciarte de los demás, ten en cuenta que el soporte tecnológico que ello conlleva requiere de una importante especialización técnica y tecnológica, como es el caso del webmarketing.
    En definitiva, si quieres ofrecer un servicio de calidad, tienes que disponer, desde el principio de un buen equipo informático y de buenos programas de tratamiento de imágenes.
     

    No hay datos disponibles.
     

    La inversión mínima necesaria para montar este negocio podría rondar los 17.000 €.
    El mayor porcentaje de la inversión inicial, deberás destinarlo a la parte creativa del negocio.
    Ten en cuenta, que tanto el hardware (ordenador y periféricos) como el software tienen que ser de óptima calidad y su coste es elevado. Solo, por ejemplo el programa Adobe Photoshop 7, muy utilizado en diseño grafico, cuesta en torno a 1.120 €.
    Además debes contar con material de oficina (papelería, consumibles de ordenador e impresora).
     

     

    Volver al menú del banco de ideas.


    Empresa especializa en la prestación de un servicio de gestión integral para pymes, prestado por profesionales de muy diversas áreas temáticas: economía, derecho, comercio exterior... agentes de la propiedad industrial, ofreciendo una amplia y personalizada gama de servicios: contable, fiscal, jurídico, mercantil, comercial, marketing, cooperación empresarial…Debes vender conocimiento especializado y profesionalidad.
    En este negocio no comercializas productos, vendes una determinada valía profesional, que es importante cuidar para consolidar el mercado.
     

    Existen varias opciones para ubicar tu negocio: puedes disponer de un despacho en un edificio de oficinas donde se cuide la imagen que el cliente va a percibir en sus posibles visitas, o elegir un enclave en el que exista una importante expansión empresarial.
    En este sentido debes valorar la competencia establecida. El despacho de unos 35 o 50 m2, debe estar equipado con equipos informáticos, conexión a Internet y material de oficina.
    Respecto a sus características, intenta crear un ambiente funcional y acogedor en el que, a ser posible, existan zonas de actividad diferenciadas.
     

    Lo primero que tienes que tener claro antes de montar la empresa es qué servicios quieres prestar a tus clientes.
    Si bien, una consultora debe ofrecer un servicio integral, es recomendable que en un primer momento, te centres en los servicios esenciales, como fiscal, laboral, contable, tramitaciones... y que, poco a poco, vayas ampliándolos (gestión de subvenciones, comercio exterior, cooperación empresarial…) conforme te vas haciendo un hueco en el mercado y vas fidelizando a tus clientes.
     

    La complejidad del mundo empresarial exige a las pequeñas y medianas empresas un mayor nivel de asesoramiento. En un negocio, la contabilidad, la fiscalidad o las tramitaciones ante la Administración son asuntos que escapan al control de las empresas, que prefieren confiarlos a consultoras especializadas.
    La demanda de este tipo de servicios ofrece una buena alternativa laboral a profesionales de la abogacía, economía y relaciones laborales, que pueden asociarse ya sea por su cuenta y riesgo o recurrir al apoyo de una franquicia.
    Tienes que tener en cuenta que muchas empresas cuentan con proyectos viables que, sin embargo se posponen indefinidamente, llegando incluso a renunciar a ellos por desconocer como gestionarlos, por carecer de personal cualificado y por la falta de recursos técnicos adecuados. Es aquí donde los equipos de gestión total pueden jugar un papel muy importante, capaces de gestionar en su globalidad, de modo coordinado, cualquier proyecto en el que la empresa pudiera estar interesado.
     

    El éxito de una consultora está muy vinculado a su capacidad comercial y profesional.
    Debes esforzarte por ofrecer un servicio personalizado, integral y de calidad. Los nuevos condicionantes socioeconómicos como la creciente competitividad, el cambio tecnológico acelerado, el aumento de los requerimientos de calidad..., exigen que tales servicios sean prestados conforme a un novedoso patrón de gestión, en el que la atención continua y directa, el servicio integral y el apoyo para el control de costes conformen las coordenadas de obligada referencia en este negocio.
    Una de las mejores armas que tienes a tu alcance para conseguir clientes es el networking. Consiste en conseguir una amplia red de contactos que permita posicionarte en el mercado. Conocer el mercado y que el mercado te conozca es clave para poder triunfar en este negocio. De hecho, un trabajo bien hecho será tu mejor carta de presentación.
    El margen de beneficio en la prestación de este tipo de servicio ronda entre un 30 por ciento y 40 por ciento como media. No obstante, hasta que la empresa no se haga un hueco en el mercado, la rentabilidad será baja y, según vaya adquiriendo experiencia, la rentabilidad se incrementará hasta alcanzar cerca de un 15 por ciento.
     

    Para atender la consultora, es fundamental que participen como socios/as o colaboradores/as profesionales del campo de la abogacía, economía, relaciones laborales.
    En un principio, será necesario que uno de ellos compagine su actividad con las tareas comerciales para la captación de clientes.
    Con el tiempo, puedes completar el equipo de trabajo con una persona que se dedique a las tareas administrativas y una que atienda la oficina y las visitas de los clientes. La plantilla se irá ampliando a medida que vayas incorporando nuevos servicios o se incremente el número de clientes.
    Es importante que cuentes con profesionales muy preparados. El equipo ha de esforzarse por estar al día de las novedades que se van produciendo en su terreno, por lo que la formación continua debe ser imprescindible.
    No olvides que de la calidad de los servicios prestados dependerá el crecimiento de tu empresa. A la larga realizarás la mayor parte de la inversión en recursos humanos.
     

    Una de las innovaciones que puedes introducir en tu negocio, es ofrecer los servicios a través de la red. Los especialistas del sector consideran que las consultorías online tienen buenas perspectivas de crecimiento, después de los malos tiempos vividos por el sector.
    Internet es un universo aún por explorar cuyo mayor desarrollo se producirá en los próximos años. La rentabilidad media-alta que se puede obtener, los huecos de mercado y la baja inversión inicial son los principales alicientes de este negocio.
    No obstante, ten en cuenta que la competencia es su principal escollo y el continuo cambio al que está sometido.
     

    La interconexión entre los miembros del equipo y entre cualquiera de ellos y las empresas-clientes ha de garantizarse mediante el uso de las nuevas tecnologías (correo electrónico, Internet, videoconferencia...).
    Cada vez hay una mayor conciencia en las empresas de que Internet no sólo es una herramienta comercial y de marketing, sino que es sobre todo, una herramienta de gestión empresarial que permite mejorar sus negocios y abaratar muchos de sus costes.
     

    No hay datos disponibles.
     

    La inversión mínima necesaria para este tipo de negocio es baja, rondaría los 9.000€.
    El equipamiento de la oficina podría costarte aproximadamente 4.200€ (mobiliario, ordenadores, impresora, programas informáticos especializados, máquina de escribir, fotocopiadora y material de oficina, etc).
    Mientras consigues una clientela, los primeros meses de actividad no generarán demasiados ingresos, por lo que tendrás que disponer de unas reservas para hacer frente a los gastos fijos y de personal.
     

     

    Volver al menú del banco de ideas.



     

    Para desarrollar esta idea de negocio necesitas un local amplio en el que puedan desarrollarse las distintas tareas que requiere la elaboración del producto (diseño, corte, confección).
    Los talleres no necesitan estar ubicados en el interior de la ciudad, pudiendo albergarse en polígonos industriales y municipios cercanos con buena comunicación.
    También podemos situar los talleres en alguna de las ciudades de nuestro entorno en las que ya están implantadas otras empresas textiles pudiendo así aprovechar recursos existentes.
     

    Toda prenda que sea EPI debe ser certificada según su tipo. Será conveniente la creación de líneas o gama de productos a comercializar (ropa y EPI´s para el sector agrícola, por ejemplo), con producción propia ó concertada, partiendo de diseño propio y especial selección de textiles y complementos a utilizar.
    Si se opta por producción propia, será esencial la realización de un proyecto de fabricación. La opción de un concierto de fabricación con talleres existentes en el sector de confección textil en nuestra provincia, puede revelarse como la estrategia más adecuada si se implantan los controles de producción y calidad necesarios.
    El garantizar la calidad de los productos es esencial; la colaboración de entidades especializadas en acreditación y ensayo debe ser ya contemplada desde el proyecto de empresa.
     

    El mercado está naciendo. Tanto por exigencia legal como por cultura empresarial y laboral la demanda de estos tipos de bienes crece de forma continua; existe carencia de productos demandados (especialmente en agricultura intensiva) recurriéndose a la importación o, simplemente, dejando el mercado desabastecido.
    Todos los empresarios, de cualquier tipo de actividad son potenciales clientes directos o indirectos.
     

    Partiendo del conocimiento de la red de puntos de venta que ya existen (mayoristas y comercios de ropa de uniformidad, ropa de trabajo y EPI´s), deberá plantearse la introducción de la marca y gama de productos fabricados.
    La opción de creación de una red propia de establecimientos de venta o la posibilidad de franquicia pueden ser planteadas en fase posterior.
    Gracias al valor añadido a la producción, se puede experimentar un mayor crecimiento del negocio mediante estrategias de calidad, diseño y marketing. Dentro de la comercialización y como estrategia de marketing, es importante la creación de una página en Internet como forma de divulgación del negocio.
     

    Para la planificación y selección de los recursos humanos necesarios al desarrollo de esta idea de negocio has de tener en cuenta dos núcleos de trabajo:

    - Núcleo estratégico: Equipo técnico constituido por personal especializado en diseño de ropa de trabajo y uniformidad y personal experto en Prevención de Riesgos Laborales.

    - Núcleo de producción: aunque parte de la problemática de este sector, en nuestra zona, es la falta de personal cualificado, con una buena política de incentivos y de formación continua puede llegarse a los niveles adecuados para la mejora de la productividad y conciencia de la calidad.

     

    Un factor determinante del éxito comercial es la aceptación de la ropa de trabajo y EPI´s por parte de empresarios (clientes) y trabajadores (usuarios).
    El adecuado diseño ergonómico de las prendas, su utilidad y su durabilidad, son factores que repercuten en la comodidad de uso, con aumento del rendimiento del trabajador, eficacia de la función preventiva y un mayor índice de productividad, en definitiva.
    La innovación está precisamente en la habilidad de selección de materiales y tejidos y en el estilo de diseño de los modelos, acorde con las necesidades y exigencias del puesto de trabajo pero, también, acorde con la cultura y los tiempos: cortes actuales, modernos, y colores innovadores.
     

    El nivel de tecnología es un factor básico en la competitividad de cualquier actividad empresarial en los países industrializados.
    Uno de los factores prioritarios sería la incorporación de tecnología informática en el diseño y en el patronaje, así como en la selección de textiles y otros materiales: I D y ensayo (propio o concertado). La incorporación de las nuevas tecnologías en fabricación (control numérico, producción integrada) además de la
    correcta gestión de inversiones para la reducción de los costes son cuestiones fundamentales a considerar.
     

    Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales (BOE nº 269 de 10 de noviembre).
    Real Decreto 1407/1992, de 20 de noviembre, por el que se regula las condiciones para la comercialización y libre circulación intracomunitaria de los equipos de protección individual (BOE de 28 de diciembre).
    Real Decreto 773/1997, de30 de mayo, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud relativas a la utilización por los trabajadores de equipos de protección individual (BOE nº 140 de 12 de junio).
    Normas EN (CEN), de ensayo y certificación, según tipos.
     

    El proyecto de montaje de un taller de diseño y fabricación (maquinaria, mobiliario, equipos informáticos, software, provisión de fondos de tesorería, ect), puede requerir una inversión de 120.000 euros.
     

    Conviene optimizar la organización de todo el proceso de empresa, I D, diseño, producción, con la implantación de un Sistema de Calidad y su certificación.
    Participación en Ferias y Salones Comerciales sobre TEXTIL Y CONFECCIÓN.

    Direcciones de interés:
    - Federación Española de Empresas de la Confección (FEDECON): http://www.fedecon.es/
    - Centro de Información Textil y de la Confección (CITYC): http://consejointertextil.com/
    - Asesoramiento para la incorporación de nuevas tecnologías a la empresas (ASINTEC): http://asintec.es
    - Centro Nacional de Medios de Protección (I.N.S.H.T): http://www.insht.es/

    Publicaciones diversas:
    - Guías orientativas para la selección y utilización de los EPI´s.
    - Ministerio de Ciencia y Tecnología
    - Consejo Intertextil Español: Legislación y Normas.

    Formación:
    - Escuela Europea de Formación Empresarial (EUFOR): www.intermoda.net/empresa/eufor

    Web recomendadas:
    - Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el trabajo:  www.mtas.es/insht
    - Consejo Intertextil Español. Portal del Sector Textil-Confección:  www.consejointertextil.com

     

    Volver al menú del banco de ideas.


    El vino es cultura y, como tal, un riquísimo patrimonio para todo país productor, de tradición y prestigio, como el nuestro.
    La Idea consiste en “producir vinos ecológicos”, de alta calidad, para su comercialización en la propia bodega.
    Necesariamente debe partirse del cultivo de la propia vid, empleando criterios, métodos y controles típicos de la agricultura ecológica para pasar a la producción de vinos al modo tradicional, recuperando y actualizando técnicas ya utilizadas por nuestros padres y nuestros abuelos.
    Esto es, precisamente, lo que buscan los vinicultores más exigentes: Cosechas de gran calidad, cuidadas con esmero y no contaminadas por aromas o por el sabor de los res.
     

    Zonas con tradición vitivinícola de nuestra región (Andalucía Oriental) Junto al terreno de cultivo ha de levantarse una nave para la elaboración, fermentación, crianza y envasado.
    La nave ha de ser amplia, con espacio junto a ella para facilitar tareas de carga y descarga de transporte.
     

    En las dos partes esenciales del proceso vitivinícola deben controlarse esmeradamente todas las condiciones y operaciones que finalmente determinan las cualidades de los “caldos”.
    En la fase de producción de “uva” deberán aplicarse rigurosamente los criterios de la agricultura ecológica. En la fase de la producción de “caldos”, se aplicarán técnicas igualmente ecológicas y respetuosas para con el medio ambiente.
    La implantación de sistemas de gestión, en todos los aspectos relativos a la calidad y medio ambiente, resultará fundamental en la calificación “ecológica del producto”. Durante toda la etapa de producción y preparación el sistema de control deberá garantizar el respeto a la autenticidad del producto y al cumplimiento de los requisitos correspondientes a los métodos de producción ecológica según la Unión Europea.
    La producción de uva podrá ser propia o ajena pero siempre controlada rigurosamente por la bodega. Preferentemente, se tratará de variedades de uvas que garanticen una riqueza suficiente en azúcar, de forma que al término de la fermentación, los vinos alcancen una graduación alcohólica totalmente NATURAL.
     

    El vino de calidad es un elemento muy importante de la cultura gastronómica. Este hecho implica ya por sí mismo una segmentación poblacional.
    En estos últimos años se observa un interés creciente por el vino de calidad.Aunque la demanda del consumo “domestico” ha disminuido en los últimos años, sigue siendo el vino de mesa el mayor mercado, aproximadamente el 79 por ciento del vino consumido. Otro segmento a tener en cuenta es el de los jóvenes, vinculándolo con un enfoque de “consumo moderado y saludable”.
     

    La comercialización se puede realizar en la misma bodega, complementada con canales de distribución especializados.
    Otro aspecto a considerar es que el mercado, todavía, es un mercado “poco marquista”, lo cual puede beneficiar a los nuevos productos. Se debe conseguir una marca que identifique la calidad y tipo de vino y contemplar la futura adhesión a denominación de origen calificada ecológicamente.
    En este momento, existen nuevos focos de este negocio, hostelería, clubes de vinos, comercio electrónico y tiendas especializadas.
    El aprovechamiento de los canales especiales de distribución de la alimentación, es un factor positivo en la evolución del negocio, facilitando el reconocimiento del producto por parte del comprador. Así, por ejemplo, las tiendas especializadas en vinos, realizarán una labor de información más exhaustiva del producto.
    Dentro de la comercialización y como estrategia de marketing es conveniente la creación de una página en Internet como forma de divulgación del negocio. Los datos del sector apuntan a que éste del vino de calidad es un negocio con buenas perspectivas.
    Según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y por la Federación Española de Vino, el consumo “doméstico” descendió el pasado año en un (-1,4 por ciento), el valor de venta fuera del hogar se incrementó considerablemente ( 2,3 por ciento). Desde hace unos años se consume más vino en establecimientos de hostelería. El incremento del canal extradomestico supone el 56,6 por ciento del consumo total de vinos.
    Alternativamente o sucesivamente, una parte de producción se puede comercializar en el extranjero, conforme se compruebe la consolidación del negocio.
     

    La forma de constitución de empresa puede ser diversa.
    Puede estar formada por un grupo familiar ó pequeño grupo de socios, en el que se implicarían todos profesionalmente, de forma que realizarían diferentes funciones directivas y de control cada uno de ellos: cultivadores, enólogos-elaboradores, comerciales, etc.
    Entendiéndose que la filosofía de este negocio no es exclusivamente la obtención del beneficio empresarial (mayores beneficios económicos, ampliación de mercado, ampliación de la bodega…) sino, también, contribuir al desarrollo regional, ocupando un lugar protagonista en la comunidad y disfrutar del trabajo de la producción de vinos ecológicos y del reto empresarial.
     

    El tipo y calidad de vino ecológico, ya es en sí mismo lo innovador.
    Otro aspecto innovador sería, adaptarse a los gustos del cambiante consumidor.
    Es preciso satisfacer estos gustos emergentes antes que la competencia. Esto implicaría cambiar la elaboración, el cultivo, (obtención de cosecha de otros viticultores), pero siempre con la calidad de vino ecológico.
     

    Se deben utilizar tecnologías específicas del sector, tanto en la fase de producción de la uva, como en la producción de los caldos, el depósito, y todo lo relacionado con el control de calidad. También se utilizaría software de gestión para todo lo relacionado con la comercialización, venta y gestión empresarial.
     

    Reglamento (CEE) Nº 2092 del Consejo sobre la producción agrícola y su indicación a los productores agrarios y alimenticios.
    Ley del Vino (Aprobada el 26/06/03)
     

    Para una producción aproximada de 1.600 botellas por hectárea, se requiere aproximadamente una inversión inicial de 500.000 euros, incluyendo infraestructura, maquinaria, viñedos, depósitos.
     

    Web de interés:

    - Federación española de vinos (FEV):  http://www.fev.es/

    - Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación: www.mapa.es

    - Comité Andaluz de Agricultura Ecológica: http://www.caae.es/

    - Asociación de Empresarios de Productos Ecológicos: http://www.fepeco.es

    - Centro de información del vino en Internet:  www.elvino.com

     

    Volver al menú del banco de ideas.


    El negocio consiste en la transformación de diversos productos vegetales (alcachofas, espinacas, champiñones, zanahorias, espárragos, etc) para su conservación en recipientes de hojalata o de vidrio.
     

    El lugar de ubicación es un factor básico en este tipo de industrias. Para asegurarse un buen suministro de productos es aconsejable situarse en zonas que dispongan de un buen número de cultivos de hortalizas y frutas.
    Asimismo, dada la temporalidad de este trabajo, limitado a las épocas de recolección, son más favorables las zonas donde existan cultivos variados que las de monocultivo. Situarse en un lugar donde se den otras industrias conserveras también puede facilitar la relación con todo tipo de industrias auxiliares (talleres mecánicos que atienden todo tipo de maquinaria utilizable en conservas, fábricas de cartonajes, de etiquetas, cajas de cartón y bandejas, almacenistas de accesorios, etcétera.
     

    La actividad que desarrollará esta empresa comienza con la selección de los productos que se van a envasar. Una vez recibida la materia prima, se inicia el proceso industrial que incluye la limpieza, clasificación, envasado, esterilización, etiquetado y empaquetado de los productos para su posterior distribución hacia los diversos puntos de venta.
    Dentro de este sector se establece una clara diferencia entre conservas de frutas, de hortalizas y de tomate. Cada producto conlleva un proceso de conservación diferente por lo que, generalmente, estas empresas comienzan centrando su producción en uno o varios productos relacionados. Su especialización suele depender de la propia dimensión de la compañía, de su capacidad de producción y, sobre todo, de su ubicación.
    Hay que tener en cuenta que la mayoría de estas fábricas de conservas se nutren de excedentes de productos frescos que proceden de fincas cultivadas, huertas y cooperativas agrarias situadas en las comarcas próximas.
     

    La industria de conservas vegetales en España produjo durante el pasado año 1.200.000 toneladas de conservas, alcanzando un volumen de negocio próximo a los 1.800 millones de euros.
    Cerca de un 35 por ciento de esta cifra se debe a las exportaciones, dirigidas principalmente a países europeos.
    Actualmente existen 241 empresas dedicadas a esta actividad en nuestro país. Un 69 por ciento de las compañías son pequeñas, alrededor del 24 por ciento son medianas y el 7 por ciento restante corresponde a grandes firmas.
    El sector está compuesto en su mayoría por empresas familiares, especializadas según los productos que se fabrican en los lugares donde se ubican. Andalucía, La Rioja, Aragón y Levante son las zonas donde se concentra un mayor número de productores de conservas. A pesar del alto nivel de competencia alcanzado por estos productos en el mercado nacional como resultado de la importación masiva de productos de otros países a bajo coste, el aumento de las exportaciones y el crecimiento en la demanda de productos de calidad hace pensar que este sector seguirá creciendo en los próximos años.
    Durante el pasado año se consumieron en nuestro país 653 millones de kilogramos de frutas y hortalizas formadas. El consumo medio per cápita se situó en 16 kilos. Aunque los gustos del cliente varían constantemente, las conservas de tomate, pimiento, alcachofa, espárrago y melocotón siguen siendo las más solicitadas, también se ha incrementado la demanda de verduras y legumbres en tarros de vidrio.
     

    Cerca de un 56 por ciento de las conservas se distribuye a supermercados, alrededor de un 29 por ciento se dirige a hipermercados y un 11 por ciento se destina al comercio tradicional, mientras que el 4 por ciento restante se distribuye por otras vías de comercialización.
    La relación comercial directa con almacenistas y distribuidores de este tipo de productos es la vía más utilizada para darse a conocer. Esta labor es apoyada generalmente con otras acciones, como la inserción de publicidad en publicaciones especializadas o la asistencia a ferias y reuniones del sector.
     

    Esta actividad requiere disponer de un amplio conocimiento del sector, tanto en las técnicas que se siguen para la conservación de diferentes tipos de vegetales, como en todas las novedades referentes a envases y embalajes. También es importante conocer las condiciones de compra y de cultivo de los agricultores, cuáles son las variedades más adaptadas para la producción de conservas, qué tipo de residuos de abono y plagas hay que evitar, etcétera.
    La fase de producción suele correr a cargo de operarios con formación profesional en este área o de personal formado en las propias empresas. También es importante contar con comerciales que dispongan de conocimientos y experiencia en el sector y licenciados en Química o Biología para el área de calidad.
     

    La creciente preocupación por los niveles de calidad, servicio y satisfacción que exige el consumidor, hace necesario intensificar los controles sobre materias primas, procesos y productos finales.
    La aparición de normativas cada vez más exigentes que garanticen la calidad e inocuidad de los productos que consumimos y la seguridad y repercusión ambiental y social de los procesos de transformación que llevan a cabo las industrias, hacen necesaria la intensificación de controles y el desarrollo de proyectos innovadores. Esto supone un esfuerzo tecnológico grande para las empresas y como consecuencia, un aumento importante de su demanda tecnológica que se ha
    constatado en el aumento de la actividad del CTNCV en los últimos años.
     

    Se recomienda la incorporación de un software de gestión, así como analizar la posibilidad de ofrecer los productos a través del comercio electrónico.
     

    Real Decreto 2420/1978, de 2 de junio, por el que se aprueba la Reglamentación Técnico-Sanitaria para la Elaboración y Venta de Conservas Vegetales. (B.O.E. 12.10.78).
    Orden de 11 de febrero de 1987 por la que se aprueba la norma de calidad para las conservas vegetales. (B.O.E. 20.02.87)
    RCL 2003\1648
    Resolución de 11 junio 2003. CONSERVAS. Dispone la inscripción en el Registro y publicación de la tabla salarial definitiva del año 2002 y la tabla provisional para el año 2003 del Convenio Básico de ámbito estatal para la Fabricación de Conservas Vegetales (RCl 2003\415) (código Convenio número 9901305).

    Junta de Andalucía:
    Decreto 268/2003, de 30 de septiembre, por el que se crea el Registro de Entidades de Inspección y Certificación de Productos Agroalimentarios y Pesqueros en la Comunidad Autónoma de Andalucía.
    Decreto 245/2003 de 2 de septiembre, por el que se regula la producción integrada y su indicación en productos agrarios y sus transformados.
    Decreto 194/2003, por la que se modifica el Decreto 173/2001, de 24 de julio, por el que se crea el Registro de Industrias Agroalimentarias de Andalucía y se regula su funcionamiento.
    Decreto 166/2003 de 17 de junio, sobre producción agroalimentaria ecológica en Andalucía.
     

    La inversión inicial aproximada sería a partir de 72.100 euros.
    Instalaciones necesarias: Local a partir de 150 m2 con espacios diferenciados para producción, almacén para materias primas y productos y oficinas.
    Material necesario: Líneas específicas para varios productos (como mínimo para tomate, espárrago, alcachofa, pimiento, champiñón y legumbre) Además deberá contar con cámaras frigoríficas si se quiere ampliar a más productos. Equipos informáticos, mobiliario de oficina, teléfono y fax.
     

    Federación Nacional de Asociaciones de la Industria de Conservas Vegetales (FNACV).
    Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía.

    Enlaces de interés:
    http://www.agroinformacion.com/

    http://besana.es/

    http://www.conservasenlata.com/


     

    Volver al menú del banco de ideas.

    Novedades

    © Concejalía ​Empleo,​ ​Emprendimiento y Turismo
    Ayuntamiento de Granada

    Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Mas información