Turismo de congresos


    Consiste en la organización, gestión y evaluación de eventos tales como congresos, jornadas, ferias, exposiciones,...
    A través de la colaboración inicial con el cliente, y una vez elaborado el diseño, se trata de desarrollar íntegramente el evento contratado, desde la localización y decoración del local, equipamiento, promoción, reservas hoteleras, traducciones simultaneas... hasta aquellas actuaciones susceptibles de ser desarrolladas durante el evento, presentando una evaluación una vez finalizado el mismo.
     

    Inicialmente el lugar de ubicación no es excesivamente relevante ya que lo principal será la difusión que se realice de la empresa. Sin embargo, puede ser aconsejable establecerse en zonas céntricas cercanas a los proveedores y a los lugares donde se realicen preferentemente los eventos.
    Será suficiente con un local de unos 40 o 50 m2 acondicionado como oficina.
     

    Puesto que hablamos de un servicio no necesitaremos más que un conocimiento profundo del tipo de eventos que más se demandan, estableciendo cómo se va a prestar el servicio, e identificando protocolos de funcionamiento para ofrecer a los potenciales clientes.
    Será preciso tener identificado al personal necesario para la realización de las distintas actividades, así como realizar una labor importante de contacto y negociación con los proveedores, debido sobre todo a la amplia variedad de actividades que se pueden necesitar (hoteles, restaurantes, empresas de  publicidad,regalos o transportes, etc.).
     

    El turismo de congresos ha experimentado un auge importante en los últimos años, debido sobre debido a la construcción del Palacio de Congresos así como al gran número de entidades que cuentan con espacios destinados a este tipo de eventos.
    Igualmente se han mejorado tanto las infraestructuras como el número de hoteles, lo que unido a la amplia oferta de ocio que se encuentra en Granada, haga de ésta, una ciudad ideal para la organización de este tipo de actividades.
    Por lo que respecta a los clientes serán entidades públicas la que más demandan estos servicios, aunque también hay que tener en cuenta otros sectores como colegios profesionales, empresas, etc...
     

    La atención personalizada y una elevada calidad tanto en el servicio como en los productos ofrecidos son imprescindibles en este tipo de actividad, en la que hay que cuidar hasta el más mínimo detalle.
    La disponibilidad y capacidad para resolver conflictos al cliente debe ser inmediata sin que ello suponga el descuido de otros detalles importantes.
    Verano y fechas próximas a Navidad son las época de menor actividad congresual, por lo que habrá que hacer hincapié en otro tipo de eventos en estos meses.
     

    Debido al elevado nivel de calidad que exige esta actividad, el personal debe estar debidamente cualificado y contar con una experiencia mínima en el sector. La empresa se encargará de la formación y reciclaje necesarios.
    Dada la amplia variedad de actividades que se pueden realizar, y la imposibilidad de tener a todo el personal contratado, se elaborará una bolsa de contactos con aquellos perfiles que se puedan necesitar, habiendo ya contactado previamente con estos para poder contratarlos en el momento necesario.
     

    Para que la empresa sea competitiva la innovación ha de estar presente en todo el desarrollo del servicio ofreciendo siempre alternativas varias que nos diferencien de la posible competencia y den un valor añadido a nuestro servicio.
    Una excursión, una ruta de tapas o una animación infantil durante un congreso puede suponer una ventaja de nuestra empresa.
     

    Es interesante su uso a dos niveles:

    - Interno, tanto para la gestión (software específico) como para la difusión de la empresa (difusión y organización de eventos a través de una pagina web). Opciones para la producción, gestión, comercialización, etc.

    - Externo, ofreciéndoles a los clientes aquellos servicios y medios audiovisuales que les puedan interesar según los casos y necesidades.
     

    No existe una regulación específica.
     

    La inversión será básicamente para el equipamiento de la oficina (mobiliario, equipos informáticos..., aunque habrá que tener en cuanta si el local es alquilado o si necesita alguna reforma), campaña de publicidad inicial y los trámites legales de constitución.
    Además, será necesaria una liquidez mínima que permita afrontar, tanto los desplazamientos necesarios para establecer los contactos previos, como la organización de los primeros eventos.
    El total puede oscilar entre 10.000 y 15.000 €.
     

     

    Volver al menú del banco de ideas.

    © Concejalía de Empleo, Emprendimiento, Turismo y Comercio
    Ayuntamiento de Granada

    Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Mas información