• electrician-3645069_640.jpg
    • empleo_emprendimiento_granada_1.jpg
    • empleo_emprendimiento_granada_2.jpg
    • empleo_emprendimiento_granad_3.jpg
    • laboratory-2815641_1920.jpg
    • student-3891016_1920.jpg


    Consiste en la organización, gestión y evaluación de eventos tales como congresos, jornadas, ferias, exposiciones,...
    A través de la colaboración inicial con el cliente, y una vez elaborado el diseño, se trata de desarrollar íntegramente el evento contratado, desde la localización y decoración del local, equipamiento, promoción, reservas hoteleras, traducciones simultaneas... hasta aquellas actuaciones susceptibles de ser desarrolladas durante el evento, presentando una evaluación una vez finalizado el mismo.
     

    Inicialmente el lugar de ubicación no es excesivamente relevante ya que lo principal será la difusión que se realice de la empresa. Sin embargo, puede ser aconsejable establecerse en zonas céntricas cercanas a los proveedores y a los lugares donde se realicen preferentemente los eventos.
    Será suficiente con un local de unos 40 o 50 m2 acondicionado como oficina.
     

    Puesto que hablamos de un servicio no necesitaremos más que un conocimiento profundo del tipo de eventos que más se demandan, estableciendo cómo se va a prestar el servicio, e identificando protocolos de funcionamiento para ofrecer a los potenciales clientes.
    Será preciso tener identificado al personal necesario para la realización de las distintas actividades, así como realizar una labor importante de contacto y negociación con los proveedores, debido sobre todo a la amplia variedad de actividades que se pueden necesitar (hoteles, restaurantes, empresas de  publicidad,regalos o transportes, etc.).
     

    El turismo de congresos ha experimentado un auge importante en los últimos años, debido sobre debido a la construcción del Palacio de Congresos así como al gran número de entidades que cuentan con espacios destinados a este tipo de eventos.
    Igualmente se han mejorado tanto las infraestructuras como el número de hoteles, lo que unido a la amplia oferta de ocio que se encuentra en Granada, haga de ésta, una ciudad ideal para la organización de este tipo de actividades.
    Por lo que respecta a los clientes serán entidades públicas la que más demandan estos servicios, aunque también hay que tener en cuenta otros sectores como colegios profesionales, empresas, etc...
     

    La atención personalizada y una elevada calidad tanto en el servicio como en los productos ofrecidos son imprescindibles en este tipo de actividad, en la que hay que cuidar hasta el más mínimo detalle.
    La disponibilidad y capacidad para resolver conflictos al cliente debe ser inmediata sin que ello suponga el descuido de otros detalles importantes.
    Verano y fechas próximas a Navidad son las época de menor actividad congresual, por lo que habrá que hacer hincapié en otro tipo de eventos en estos meses.
     

    Debido al elevado nivel de calidad que exige esta actividad, el personal debe estar debidamente cualificado y contar con una experiencia mínima en el sector. La empresa se encargará de la formación y reciclaje necesarios.
    Dada la amplia variedad de actividades que se pueden realizar, y la imposibilidad de tener a todo el personal contratado, se elaborará una bolsa de contactos con aquellos perfiles que se puedan necesitar, habiendo ya contactado previamente con estos para poder contratarlos en el momento necesario.
     

    Para que la empresa sea competitiva la innovación ha de estar presente en todo el desarrollo del servicio ofreciendo siempre alternativas varias que nos diferencien de la posible competencia y den un valor añadido a nuestro servicio.
    Una excursión, una ruta de tapas o una animación infantil durante un congreso puede suponer una ventaja de nuestra empresa.
     

    Es interesante su uso a dos niveles:

    - Interno, tanto para la gestión (software específico) como para la difusión de la empresa (difusión y organización de eventos a través de una pagina web). Opciones para la producción, gestión, comercialización, etc.

    - Externo, ofreciéndoles a los clientes aquellos servicios y medios audiovisuales que les puedan interesar según los casos y necesidades.
     

    No existe una regulación específica.
     

    La inversión será básicamente para el equipamiento de la oficina (mobiliario, equipos informáticos..., aunque habrá que tener en cuanta si el local es alquilado o si necesita alguna reforma), campaña de publicidad inicial y los trámites legales de constitución.
    Además, será necesaria una liquidez mínima que permita afrontar, tanto los desplazamientos necesarios para establecer los contactos previos, como la organización de los primeros eventos.
    El total puede oscilar entre 10.000 y 15.000 €.
     

     

    Volver al menú del banco de ideas.


    Consiste en la creación de un centro donde se puedan encontrar todo tipo de servicios orientados a la salud, el descanso y el ocio.
    Se combinan actividades propias de los balnearios (si son aguas minero– medicinales) o spa (tanto en el ámbito de los tratamientos tradicionales como de nuevos programas de puesta en forma), con terapias programadas (yoga, tai-chi, músico terapia, meditación...), aprendizaje de hábitos de vida saludables (charlas y conferencias, talleres sobre salud, alimentación o crecimiento personal, etc.) o excursiones a lugares de interés del paraje natural en el que nos encontramos.
    La finalidad es promocionar hábitos de consumo respetuosos con el medio ambiente y con el individuo y su salud y dentro de esto fomentar las actividades de ocio y tiempo libre ligadas al cuidado del cuerpo y de la mente.
     

    Es muy importante elegir bien el lugar donde se va a ubicar el establecimiento, por lo que será necesario hacer un estudio previo de la zona, teniendo muy en cuenta las comunicaciones y atractivos del entorno.
    El local debe ser amplio, y situado en una zona tranquila que permita el contacto con el medio natural.
    Aunque se puede reducir en función de las actividades elegidas definitivamente, deberá disponer de zona de alojamiento (habitaciones, comedores,...), zona de balneario o spa y salas para las actividades programadas o talleres.
     

    Será necesario estructurar la prestación de los distintos servicios, de forma que dentro de la organización de actividades se puedan cubrir las demandas de los clientes.
    Puede ser interesante una recepción individualizada de los clientes para informar de los servicios y actividades y ver preferencias y disponibilidad de los clientes a la hora de acceder a las mismas.
    Los aprovisionamientos deben estar planificados de cara a no dejar sin cobertura ningún servicio y ante la variedad de los mismos será imprescindible contar con una importante cartera de proveedores.
    También es interesante contactar con otras actividades cercanas de cara a poder complementar nuestra oferta.
     

    Las nuevas formas de turismo, las últimas tendencias y alternativas y los nuevos destinos turísticos conllevan mayor diversificación en los servicios prestados buscando otras formas de concebir el tiempo libre y los periodos vacacionales.
    El turismo de salud y belleza es una de estas nuevas fórmulas, siendo una de las ramas turísticas con mayor crecimiento; según datos de la consultora DBK, el crecimiento en los tres últimos años ha sido de un 17 por ciento esperándose un incremento en el sector de cerca del 20 por ciento para este año y de un 17 por ciento para 2004.
    Esta actividad va dirigida a todo tipo de clientes, la única diferencia es la motivación a la hora de acceder a estos servicios (tratamientos de salud o belleza, descanso, reducción de estrés, búsqueda de un entorno natural; etc.).
    La media de edad del cliente ronda los 40 años, si bien va descendiendo poco a poco.
     

    En este tipo de actividad es importante no sólo transmitir, sino ofrecer una buena imagen y calidad, tanto de servicios, instalaciones, cualificación del personal, etc. Para la comercialización y venta de servicios es interesante realizar una buena campaña de difusión, así como contactar con agencias de viajes e incluir anuncios en revistas especializadas, sin perder de vista que el "boca a oído" va a ser nuestra principal publicidad.
    Aunque se puede contar con un volumen mínimo de ingresos derivados de los clientes de tratamientos de salud (por su continuidad), habrá épocas de mayor actividad, principalmente fechas festivas y estivales.
     

    El número de personas variará en función de la capacidad del establecimiento, así como del número de actividades organizadas. Puede suponer una plantilla de entre 10-15 personas que en todo caso deberán tener un nivel mínimo de formación y experiencia así como las titulaciones exigidas.
    Las áreas de servicios para organizar la actividad como mínimo han de ser 5 (área médica, de mantenimiento, de gestión, talleres y alojamiento).
     

    La actividad en si ya es innovadora, pero ante el crecimiento del sector y la previsible incorporación de nuevas empresas, cualquier actuación que suponga un valor añadido a nuestra empresa será un punto a nuestro favor.
    Incorporar tratamientos o terapias innovadoras, actividades lúdicas o un parque infantil para las familias, puede suponer nuestra diferenciación con respecto a la competencia.
     

    Respecto a la aparatología, tendremos que tener siempre en cuenta las últimas apariciones en el mercado de cara a ofrecer los servicios más innovadores.
    Para la promoción y la gestión de la empresa es imprescindible la presencia en Internet, ofreciendo el servicio de reservas online.
     

    - Ley 12/1999 de 15 Diciembre del Turismo.
    - Autorización administrativa de la Consejería de Salud.
     

    Si hacemos una valoración de los gastos de constitución y puesta en marcha, el equipamiento y aparatología, mobiliario completo de todo el establecimiento, y equipos informáticos, necesitamos al menos realizar una inversión de entre 700.000 y 900.000€.
    El resto de la inversión, dependerá de la disponibilidad y necesidad de acondicionamiento y reforma del centro.
     

     

    Volver al menú del banco de ideas.


    Pensamos en una pequeño centro de jardinería, que entre sus actividades económicas habituales abarque:
    1.- Producción de bonsáis de mediana y gran calidad.
    2.- Venta de bonsáis de calidad variada, procedentes de otros viveros.
    3.- Venta de herramientas, tiestos y otros complementos para bonsái.
    4.- Venta de plantas ornamentales variadas y sus complementos.
    5.- Asesoramiento sobre bonsái y jardinería en general.
    6.- Recuperación de bonsáis dañados y guardería durante periodos de vacaciones.
    7.- Diseño, preparación y mantenimiento de jardines, especializándose en los estilos orientales y andalusí.
    8.- Cursos de formación en el centro y en otros lugares sobre bonsái y jardinería. En el sector de bonsáis baratos y con pocos recursos económicos es difícil competir con viveros bien implantados en Cataluña y en Asia, por ello estamos pensando en comprar los ejemplares más asequibles y producir exclusivamente aquellos que den gran prestigio al vivero y permitan un precio alto. Tardaríamos al menos 3 años en cerrar un ciclo económico en la producción y venta de bonsái y algo más en llegar al umbral de rentabilidad dedicándose exclusivamente a bonsáis de calidad elevada. Para evitar problemas financieros se ofertaran otros productos, disminuyendo su peso en el negocio en la medida que las ventas de la especialidad lo permitan.

    Las plantas que se comercialice han de seleccionarse por su adaptación al clima y al agua del entorno, de lo contrario los costes de mantenimiento serán altos y las decepciones de los clientes por su mortandad, también serán numerosas.

     

    El terreno tiene que ser soleado y protegido de temperaturas y vientos extremos. Las costas mediterráneas y sus cercanías ofrecen buenas condiciones climáticas.

    El centro requerirá de una zona de exposición y cultivo en exterior y otras de invernadero para las especies más delicadas o para forzar su crecimiento, así como aparcamiento, recinto cerrado para exponer y almacenar complementos y útiles de trabajo, oficina, servicios y despacho de ventas. Tiene que ser accesible en vehículo y visible desde carreteras o lugares de paso transitados. La extensión mínima ha de ser de 600 m².

    Por su especialización debemos contar con una población global en un radio de 30 minutos en carretera de unos 80.000 habitantes. Debe implantarse en zonas donde estén generalizados los jardines privados. La Costa del Sol es un buen lugar, por características demográficas y climáticas, aunque hay que tener presente que ya existen centros similares en Marbella.

    El agua de riego no ha de contener ni mucha cal ni ser salobre. Y por supuesto, no debe tener limitaciones de importancia para acceder al agua de riego.
     

    Producción de bonsái:

    Se parte de especies forestales u ornamentales procedentes de otros viveros o recuperadas de espacios reconvertidos. Teniendo en cuenta la calidad que se pretende, han de ser de tamaño medio-grande. A lo largo de un mínimo de 3 años sufrirán dos tipos de transformaciones:

    - Paso progresivo a un tiesto de bonsái.
    - Modelación a través de podas, técnicas de alambrado y aplicación de tensores e injertos.

    El aprovisionamiento de otras plantas se realizara en viveros nacionales, y cuando el volumen de ventas lo permita se tantearán viveros orientales y holandeses.
    Se tanteará la posibilidad de que ceramistas españoles fabriquen piezas especiales a buen precio, así como la importación de tiestos y otros complementos. Tal vez sea necesario para ello la cooperación con otros viveros.
    Otros materiales procederán de almacenes nacionales.

    El cuidado de los bonsáis requiere de la posibilidad de instalar mantas de sombra durante las horas centrales del día en el verano de forma rápida y sencilla y de riegos en los que se incorpore el abono, así como una observación continua de las plantas y procedimientos prediseñados de intervención ante sus enfermedades.

     

    El mercado de la especialidad esta dividido en los siguientes sectores:

    - Tiendas y otros viveros no especializados.

    - Personas aficionadas.

    - Personas no aficionadas.

    El mundo del bonsái esta asociado a las ideas de lujo y de tiempo libre. En este sentido el incremento del poder adquisitivo de los españoles y una actitud más orientada hacia el disfrute activo del ocio está contribuyendo a que aumente el número de adeptos, pudiendo decir que comienza a estar de moda en ciertos círculos y zonas, así como que está creciendo el mercado.

    La venta de complementos, especialmente los difíciles de conseguir en otros establecimientos y las acciones de divulgación y formación, además de suponer una importante fuente de ingresos, contribuyen de forma efectiva a acercar los clientes al vivero y a aumentar la afición.
    En esta línea, el contacto con las asociaciones de aficionados del entorno es importante.
     

    Se plantean varios canales de distribución:

     A través de tiendas y viveros que se encuentren a una distancia máxima de 200 Km. Cuando el volumen de negocio crezca será posible vender a más distancia incluso a mercados internacionales la producción de más calidad.

     Directamente en el vivero, a clientes particulares.

     A través de asociaciones y eventos a los aficionados.
     

    Una explotación media puede requerir:

    - 1 persona para las tareas de Gerencia.
    - 1 persona para la dirección técnica (con formación especializada en ingeniería agrícola, botánica, ingeniería forestal) y con experiencia en viveros.
    - 1 Especialista en bonsáis.
    - 2 Técnicos/as en jardinería / viveros (Titulación en FP ciclo medio o superior).
    - 1 persona para tareas comerciales.
    - 2 personas para dedicarse a la venta directa.
    - 1 Auxiliar administrativo/a.
    - Personal no cualificado en función de la producción.

    Todo el personal debe estar bien formado en aspectos de atención al público y en prevención de riesgos laborables. Se debe preparar a parte del personal para sustituir temporalmente a las personas que se dedican a la venta y la comercialización. Así mismo, es necesario actualizar periódicamente a todo el personal en aspectos técnicos.

    Preparándose para la expansión a otros mercados, y tal vez teniendo los clientes actuales, se procurará y fomentará que el personal maneje idiomas, especialmente inglés.
     

    La técnica en los viveros avanza muy rápidamente, existiendo todo tipo de automatismos y de sistemas de control de las condiciones de crecimiento de las plantas, sin embargo en general resulta muy caro aplicarlas y es preferible instalarse en un lugar adecuado antes que controlar permanentemente aspectos como temperatura o ph del agua.
    Habrá que estudiar muy finamente estas inversiones.
    Organizar cursos de distintos nivel, tanto de bonsáis como de jardinería, para los clientes, podemos considerarlo como una innovación entre los viveros del sur.
    Se puede abrir una línea dedicada a ejemplares muy aptos para ser utilizados como parte de la decoración de espacios públicos.
     

    Utilización de programas de diseño gráfico aplicados a la jardinería que permitan previsualizar las modificaciones a realizar en las plantas y aquellos que permitan conocer y controlar las condiciones ambientales, tanto atmosféricas como del suelo.

    Utilización de páginas Web, Internet y comercio electrónico con fines comerciales, de comunicación y de imagen. Se recomienda la incorporación de un software de gestión, para pequeños comercios.
     

    Plan Andaluz de Orientación Comercial, Ley de Comercio Interior de Andalucía (Consejería de Economía y Hacienda de la Junta de Andalucía).

    REAL DECRETO DE 22-12-1993, núm. 2273/1993 MINISTERIO DE AGRICULTA, PESCA, Sobre producción de plantas y semillas en viveros.

    Ley 11/1971 de Semillas y Plantas de Vivero.
     

    Es necesaria una furgoneta y un sistema de riego con ciertos automatismos. Además de los útiles de jardinería y de oficina es aconsejable material para el análisis de muestras de tierras, plantas, plagas y agua.
    La inversión dependerá de la extensión del terreno, de la tecnología y automatismos aplicados y de su ubicación.

    La inversión mínima puede rondar los 120.000 €.
     

    Existen asociaciones de bonsáis por todo el país. En Granada se encuentra la Asociación de Amigos del Bonsái, cita en el Restaurante Los Llanos en la Carretera de Armilla a Alhendín, S/N.
    Mistral (en Tarragona) suele informar y formar a los empresarios y técnicos que venden sus productos.

    Revistas
    - Bonsái actual
    - Bonsái autóctono.

    Información comercial:
    Instituto Español de Comercio Exterior: www.icex.es
    www.mistralbonsai.com

    Información técnica:
    www.portalbonsai.com
    www.infoagro.com/semillas_viveros
    www.montes.upm.es/fundacion/catálogo_de_publicaciones.htm
    www.agrodigital.com
    www.ecoportal.com.ar/dir/agricultura.htm

    Formación:
    www.bonsaikebana.com/bonsaivirtual/home/frame3.html
    www.ateneumao.org/cast/ateneo/memoria_01_02.htm
    www.asakiyumemishi.com/gunkan/cjapo2/index_mostrar.php?index=11

     

    Volver al menú del banco de ideas.

    Novedades

    © Concejalía ​Empleo,​ ​Emprendimiento y Turismo
    Ayuntamiento de Granada

    Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Mas información